¿Tienes falta de ácidos omega-3?

A continuación, 7 síntomas habituales que te pueden dar alguna pista

Los ácidos grasos omega-3 constituyen un grupo de grasas saludables que se ingieren en determinados alimentos y que son beneficiosos tanto para el cuerpo como para la mente.

Una dieta pobre en estos elementos clave puede generar diversos problemas de salud, que van desde la falta de sueño o problemas cutáneos hasta mayores riesgos de enfermedad cardíaca.

La dieta mediterránea incluye suficientes alimentos ricos en estas grasas pero, lamentablemente, es conocido el hecho de que en España tendemos cada vez más a olvidarla, cayendo en regímenes dietéticos menos saludables y más de moda.

Los alimentos más ricos en omega-3

Un cambio en la dieta y en el estilo de vida bastaría para restaurar los niveles adecuados. A continuación, enumeramos 7 señales de que podríamos tener déficit de estos importantes nutrientes.

1. Piel seca

Uno de los secretos para una piel joven e hidratada son las grasas omega-3, que se encuentran en la membrana exterior de las células. Cuanta mayor deficiencia tengas, . Los omega-3 también ayudan a la absorción por la piel de ciertos nutrientes, a la vez que expulsan los productos nocivos de ‘desecho’. El resultado es una piel resplandeciente, de mucho mejor aspecto.

2. Cabello débil y sin ‘vida’

Esos mismos omega-3 de las paredes de las células están en los folículos pilosos, y constituyen un importante nutriente del cabello. Los omega-3 nutren el cabello y lo fortalecen. Además reducen la inflamación del cuero cabelludo, evitando una posible caída del cabello.

¿Vegetariano o vegano?

¡Hay oferta suficiente! Algunos alimentos que contienen omega-3.

  • Semillas de chia
  • Semillas de lino
  • Espinacas
  • Coles de Bruselas
  • Vainas de soja

3. Uñas quebradizas

Las uñas blandas, exfoliables o quebradizas son indicios de que algo le falta a tu cuerpo. Podría ser una deficiencia de omega-3, de modo que prueba a aumentar tu ingesta de dichas grasas. Ten en cuenta que muchos estudios han concluido que los omega-3 procedentes de fuentes animales, como el pescado azul, son de absorción más fácil por el cuerpo que los procedentes de fuentes vegetales. Intenta por tanto comer más pescado azul.

Publicidad

4. Insomnio

Un estudio realizado en la Universidad de Oxford mostró que quienes tenían altos niveles de ácidos omega-3 gozaban de un sueño de mejor calidad. Pero debes tener en cuenta que es mejor consumirlos poa la mañana, o al mediodía, que por la noche, pues pueden mantenerte despierto.

Artículo Relacionado
Omega-3: ¿El pescado azul es el secreto de una buena salud?

¿Qué tiene de cierto esta vieja creencia?

5. Problemas de concentración

Si tomas pocos omega-3 de forma natural (pescado azul, ya sabes) o si no tomas suplementos de omega-3, podría tener problemas para concentrarte. Es conocido que su falta puede provocar problemas de concentración. Mucha gente ha mejorado sus niveles de concentración aumentando la ingesta de omega-3.

6. Cansancio

El cansancio puede tener muchas causas, pero no hay duda de que una de ellas puede ser la falta de ácidos omega-3, conforme a un estudio llevado a cabo en el Hospital Vall d’Hebron, de la Universidad Autónoma de Barcelona. Elevar el consumo de ácidos omega-3 en la dieta puede aumentar el nivel de energía.

7. Dolor de articulaciones

Los ácidos grasos omega-3 derivados de pescados son potentes agentes antioxidantes. Son importantes, además de lo ya dicho, para quienes padecen dolores articulares. Los omega-3 pueden para el proceso que destruye los tejidos y las articulaciones, lo que causa la inflamación inicial.

Artículo Relacionado
Estamos abandonando la dieta mediterránea

La obesidad crece alarmantemente en España

Publicidad

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales