10 cosas raras que te pueden dar alergia

Lagrimeo, estornudos, moqueo… Te suena familiar, ¿verdad? Aunque no te sirva de consuelo, no estás solo. Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, más del 25% de la población española sufre al menos una alergia; y todo indica que la cifra aumenta.

Los síntomas, aunque más o menos molestos, son generalmente benignos: esos de que hablábamos al principio; pero en algunos casos, una alergia puede desencadenar una reacción llamada anafilaxia -o choque anafiláctico- que puede ser muy peligrosa e incluso mortal.

Frascos de diferentes perfumes

Los perfumes -las esencias de que se componen- pueden darte alergia tras años de usarlos sin problemas

Hay muchos tipos comunes de alergias: las medioambientales (pólenes, polvo), las alimentarias (frutos secos, mariscos), las mascotas o los medicamentos. Pero posiblemente no hayas oído mencionar otras inusuales, producidas por cosas sorprendentes.

Aquí mencionamos 10 alergias poco comunes.

Artículo Relacionado
Cómo se trata la alergia primaveral

Qué medicamentos pueden pedirse en la farmacia

1. Toallitas limpiadoras

Son muy cómodas, pero pueden en algunos casos generar una erupción cutánea. Contienen agentes limpiadores, además de conservantes y otros ingredientes, como perfumes. Muchos jabones y limpiadores también los contienen, pero la diferencia está en que con la toallita se quedan en la piel, en lugar de enjuagarse. Eso puede desencadenar la alergia en una piel sensible.

Si necesitas usar toallitas, busca alguna marca que no utilice metilisotiazolinona como agente conservante y que no contenga fragancias, pues lo más probable es que uno de los dos, o ambos, sean los culpables.

2. Una loción que llevas usando mucho tiempo

Si bien no es habitual, tampoco es raro que un producto usado durante largo tiempo de repente cause una erupción que puede ser aparatosa. Las respuestas alérgicas se generan con la exposición repetida a los alérgenos, pero no está claro por qué tras mucho tiempo se produzcan de repente. Posiblemente se deba a que algún agente alérgeno ha activado el sistema inmunitario y ha reaccionado contra el agente equivocado.

Oso de peluche

Los peluches pueden ser suaves y amorosos, pero son como imanes para los ácaros del polvo.

Lamentablemente, una vez que se ha producido la reacción, tendrás que dejar de usar el producto en cuestión. A lo mejor merece la pena anotar todos los ingredientes por ver de localizar al culpable. En cualquier caso, un antihistamínico o incluso una crema esteroidea (habla con tu farmacéutico) podrá solucionar el problema.

Artículo Relacionado
5 síntomas de supuesta alergia que significan en realidad algo peor

Asegúrese de saber cuándo dejar de achacarlos a la alergia y debe acudir al médico

Publicidad

3. Cremas antibióticas o para el alivio del picor

Puede suceder que trates de calmar un picor en la piel con una crema y que sea peor el remedio que la enfermedad. Resulta extraño, pero hay personas alérgicas a productos antialérgicos. En el caso de esas cremas, las que contienen un agente antihistamínico o un anestésico local.

Se impondrá cambiar de táctica, en casos así. Si la alergia no mejora, una pastilla de algún antihistamínico será probablemente la mejor solución.

4. Peluches

Pueden ser monísimos, y suaves, y amorosos, y… Pero son como imanes para los ácaros del polvo. Pueden causar todo el conocido rosario de síntomas –estornudos, toses, moqueos– e incluso generar un ataque de asma, lo cual puede ser más serio.

Los ácaros del polvo viven a sus anchas en tapicerías, cortinas, almohadones y cojines, alfombras… y se nutren de la piel que se nos cae, una vez seca y muerta. Lo que causa la alergia es probablemente la proteína que contienen los excrementos de los ácaros y, aunque su presencia se puede reducir, no es posible eliminarlos por completo.

Ácaro del polvo

Este tipo de bichejo -un ácaro- es el que vive a sus anchas en los peluches...

Para minimizar la presencia de los ácaros en los peluches, lávalos a 60ºC una vez al mes o, si no se pueden lavar, mételos en el congelador en bolsas y déjalos allí 12 horas al menos. También hay fundas de almohadas, etc. a prueba de alérgenos que te pueden ayudar.

Artículo Relacionado
Pruebas del parche en las alergias de la piel

Las pruebas de parche son el único medio que tiene el médico para probar que una sustancia es la causa.

5. Preservativos

El látex es el problema en este caso. Hay personas que cuando se ven expuestas a él les aparece una erupción cutánea. El látex es una especie de caucho de origen vegetal y en algunas personas su contacto genera inmediatamente una anafilaxia grave. Si piensa que más del 6% de la población tiene alergia al látex. Esta cifra es incluso superior entre los profesionales de la salud.

El látex se elabora procesando el caucho con productos químicos. Estos producen una reacción que puede generar ampollas, mientras que la proteína natural del caucho sería la responsable de una anafilaxia inmediata.

Afortunadamente, la mayoría de los productos elaborados a base de látex (incluyendo los preservativos) tienen sustitutos sin látex, hechos a base de poliisopreno.

6. El semen

Aunque son casos raros, hay mujeres que desarrollan reacciones alérgicas al semen. Es el sistema inmune reaccionando frente al semen, pero de manera equivocada. Puede producir ardor e hinchazón al entrar en contacto con la mucosa o la piel, así como urticaria y picores. En casos extremos, puede incluso producir un choque anafiláctico.

Preservativos de varios colores

Existen preservativos sin látex

Este tipo de alergia es a menudo específica a cada persona y se dan casos de mujeres alérgicas al semen de una pareja sexual pero no al de otra. Cuando la alergia está diagnosticada, es posible desensibilizar al paciente, mediante inmunoterapia alergénica: se suministra al paciente pequeñas dosis del agente alergénico para que genere tolerancia, como si fuera una vacuna.

Si la técnica no diera resultado, las parejas en esta situación podrían recurrir a la fertilización in vitro o a la inseminación intrauterina, procesos ambos que evitan el contacto del semen con la piel.

Artículo Relacionado
Alergias a los animales de compañía

Las alergias a animales más frecuentes son a los gatos o perros, pero también pueden producirse a ratas, ratones, cobayas...

Publicidad

7. La lana

La lana puede picar, incluso a quien no tiene alergia. Pero hay personas que pueden tener picores muy intensos por su sensibilidad a la lanolina, una sustancia natural –una especie de cera– que producen las ovejas. La lanolina puede producir irritación y erupciones cutáneas, además de picor en los ojos y congestión nasal. También se encuentra en cosméticos, cremas o lápices labiales y champús.

Si se confirma la alergia a la lanolina -mediante la prueba del parche, por ejemplo- puedes intentar usar productos sin lanolina, o tomar antihistamínicos o esteroides (el farmacéutico indicará lo adecuado), en función de la intensidad de la alergia.

8. Perros hipoalergénicos

Algunos alergólogos cuestionan por completo eso de que haya razas de perros que no producen alergias, y lo consideran meras “expresiones de deseos”. Cierto o falso, la realidad es que hay perros que tienen muy poco pelo y otros a los que, teniendo mucho, no se les cae. Éstas son las razas supuestamente “hipoalergénicas”.

Chica con un gran tatuaje en el brazo

El agente alergénico de los tatuajes es la tinta, fundamentalmente la roja

No es una garantía de que no provoquen alergias, con todo. Los agentes alergénicos no solo están en el pelo, sino también en la saliva, la orina y la piel. Y lo cierto es que no hay manera de averiguar tu posible alergia a una raza hasta que crece contigo.

De nuevo, la inmunoterapia alergénica puede ser la solución. Mientras tanto, no olvides lavarte bien las manos después de tocar a tu perro y, claro está, mantén bien limpio al animal.

Artículo Relacionado
Alergias alimentarias

No dé por supuesto que su hijo sufre una alergia alimentaria hasta que lo confirme un alergólogo.

9. Tatuajes

Cada vez son más populares y según estimaciones de la Academia Española de Dermatología, el 33% de la población española de entre 18 y 35 años luce al menos un tatuaje en su cuerpo. También es cierto que, según diferentes fuentes, seis de cada diez tatuados en España se arrepienten de haberlo hecho.

En cualquier caso, la tinta es la culpable de la alergia y, particularmente, el pigmento que contiene la tinta roja. Antes, el mercurio y los sulfitos eran los causantes, pero la llegada de los nuevos pigmentos naturales no ha resuelto el problema.

La solución es hacerse pruebas antes del tatuaje, testando la reacción de tu piel ante la tinta, al menos durante 24 horas antes de tatuarte. Acude a un centro bien reputado y serio, que te ofrezca las máximas garantías de limpieza y asepsia. Pero hay que tener en cuenta que algunas reacciones aparecen años después de haberse tatuado… Si el tatuaje cambia o si en un momento dado te molesta, acude al médico.

10. Uñas postizas

No es fácil estimar cuántas mujeres llevan uñas postizas en España, pero la proliferación de establecimientos que las ponen hace pensar que su número aumenta. Los productos usados en las uñas postizas: cola, pulimentos y la propia uña acrílica, pueden causar dermatitis; pero no es tan obvio que las uñas sean las culpables, dado el elevado número de productos cosméticos que se usa a diario.

Diferentes uñas de colores y decoradas "fancy"

La proliferación de establecimientos de uñas postizas hace pensar que la moda está en auge

Hay esmaltes de uñas hipoalergénicos, pero la sensibilidad es siempre posible. Si los productos de cuidados de las uñas o tus uñas postizas siguen dándote problemas, lo ideal sería acudir al dermatólogo para que investigue.

.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales