Vesícula: extirpación y dispepsia

Pregunta

Hace 14 meses que me extirparon la vesícula porque tenía piedras y muy malas digestiones. Desde la operación sólo he estado con buenas digestiones un par de meses. Tengo muchos gases que no puedo expulsar, y al intentarlo me arde el esófago y se me sube el ácido. Me han dicho los médicos que es del estómago y que no tiene nada que ver con la extirpación de la vesícula. ¿Con el tratamiento de Blaston me aliviará un tiempo y luego volveré otra vez a estar igual o este tratamiento cura?

Respuesta

En efecto, no tene nada que ver, estoy de acuerdo con el diagnóstico de mis colegas.

Los síntomas que comenta corresponden a lo que llamamos una dispepsia mixta, es decir, flatulenta (gases) y ácida (acidez), producida por una alteración funcional del estómago y los intestinos y no tiene nada que ver con su vesícula, ya extirpada.

El tratamiento es puramente sintomático con un inhibidor de la bomba de protones (omeprazol u otro fármaco de esta familia) y con antiflatulentos (Flatoril o similares) o procinéticos, es decir, medicamentos que estimulan la motilidad del estómago como el Blaston y similares.

Si con este tratamiento no mejorara, mi recomendación sería aumentar la dosis del omeprazol a 40 mg/día o sustituírla por otros fármacos más potentes como el esomeprazol o el pantoprazol, entre otros. Estos tratamiento alilvian muy bien los síntomas, aunque más adelante pueden volver a aparecer en cuyo caso repetimos el tratamiento hasta la resolución del problema.

Mi recomendación final es que hable con su médico de familia sobre estos consejos para evaluación y tratamiento.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales