Vesícula: cálculos (piedras)

Pregunta

Hace 3 años empecé a tener dolores por debajo del pecho que irradiaban a la espalda, hasta que en cierta ocasión detectaron que era un cólico y en una ecografía apareció una litiasis biliar de 18mm. Durante el ultimo año tuve en 3 ocasiones esos síntomas y un par de veces náuseas y vómitos (no fiebre ni dolores demasiados agudos). Mi consulta es si realmente es necesario quitar la vesícula o si antes de que tenga una complicación, puede haber síntomas que indiquen que ese sea el momento de una intervención.

Respuesta

Para empezar, le diré que los cálculos de la vesícula son "piedras" formadas en el interior de este almacén de bilis que es la vesícula y que en la mayoría de los casos se producen como consecuencia de la excesiva cantidad de colesterol que se encuentra en la bilis. Esto es, no tiene relación con la cantidad de colesterol que tenga el paciente en la sangre, sino con la función de su hígado y la mala función de su vesícula.

Estos cálculos pueden encontrarse en aproximadamente el 8-10% de los habitantes de los países occidentales, pero son más frecuentes en mujeres obesas por encima de los 40 años y que hayan tenido embarazos. En la mayoría de los casos, los cálculos permanecen asintomáticos (80% de los pacientes) y sólo de manera accidental, al realizar una ecografía por otras causas, se diagnostican.

Sin embargo, entre el 15 y el 20% de los pacientes desarrollan síntomas a lo largo de la vida. De estos, la forma más simple es el cólico biliar, que se produce por la obstrucción de la salida de la bilis de la vesícula por un cálculo. Lo que se sabe es que cuando aparecen síntomas, el riesgo de padecer complicaciones (inflamación de la vesícula, obstrucción del conducto biliar principal, pancreatitis aguda, infección del conducto biliar principal, cáncer de vesícula) es mucho mayor.

Por ello, se recomienda la cirugía para extirpar la vesícula cuando el paciente empieza a notar síntomas. La extirpación de la vesícula es un procedimiento seguro, que en la mayoría de los casos se puede realizar por vía laparoscópica, es decir sin grandes incisiones, lo que permite una rápida recuperación con muy bajos riesgos de complicaciones o secuelas.

Cordialmente,
Dr. Julio Mayol Martínez.


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales