Varices: reaparición

Pregunta

Hace 4 años me operaron de varices con esclerosis. El cardiólogo dice que ahora mismo no tengo ninguna, pero en cuanto que llega el calor me duelen enormemente, tengo calambres, hormigueos... y no puedo estar sin medicación. A pesar de ello sólo con darme un paseo por la playa me duelen aún más.

Respuesta

Desde luego, debería consultar como primera medida a su médico de familia para que la remitiese a un cirujano vascular, que evaluase el origen de sus síntomas. Y le indico esto nada más responderle porque, según relata, sus síntomas (calambres, dolor, y tal vez opresión) son muy molestos, sobre todo en verano.

Los fármacos no deben ayudarla demasiado, pues estos no tratan definitivamente las varices y su función es más de reducción de los síntomas, que no parece su caso.

Aunque tiempo atrás se le practicó una escleroterapia, es muy probable que las varices hayan reaparecido y mantenga una insuficiencia venosa. La esclerosis es un tratamiento terapéutico no quirúrgico que puede eliminar principalmente varices superficiales, varículas, varicosidades reticulares y telangiectasias, o arañas vasculares.

Con esta técnica se punciona -se pincha- la vena y se inyecta una sustancia química (solución salina hipertónica o salazúcar hiperosmolar, entre otras) que actúa como agente esclerosante, provocando una oclusión de la luz de la vena; tras ello, se aplica compresión según la pauta que indique el médico.

En los últimos años ha evolucionado enormemente la aplicación del láser, pero en su caso insistimos sobre la necesidad de ser explorada por un cirujano vascular que estudie los problemas vasculares en sus piernas, e indique si es necesario el tratamiento quirúrgico.

Podemos decirle que dicho tratamiento proporciona unos excelentes resultados en cuanto que evita los síntomas descritos y sobre todo, futuras complicaciones. El tratamiento quirúrgico, con técnicas ambulatorias, permite actualmente eliminar las venas varicosas bajo anestesia regional y marchar al domicilio en el mismo día.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales