Toxoplasmosis ocular

Pregunta

Tengo un hijo de 13 años que sufre de toxoplasmosis ocular y los médicos en mi país [Colombia] me dicen que el niño perderá el ojo derecho. Él aún ve sombras y la pregunta es si hay alguna posibilidad o tratamiento pera evitar esta pérdida.

Respuesta

La toxoplasmosis es una causa frecuente de uveítis o inflamación de la parte posterior del ojo. En muchos casos se supone que es una reactivación de una infección adquirida de forma congénita. Se sospecha basándose en la visión de una lesión de la capa coroides y de la retina del ojo (coriorretinitis) y el diagnóstico se confirma con la serología o determinación de los anticuerpos frente a este germen en el análisis de sangre.

La mayoría de las cicatrices en esas capas del ojo (coroides y retina) producidas por la toxoplasmosis se deben a una infección adquirida durante la gestación pero cada día se reconoce con mayor frecuencia la cicatrización como resultado de una infección activa.

La mayoría de pacientes inmunocompetentes, es decir, con las defensas íntegras, no requerirán por lo general ningún tipo de tratamiento a no ser que los síntomas sean graves o se prolonguen más allá de unas cuantas semanas.

Los objetivos del tratamiento en la toxoplasmosis ocular se dirigen a eliminar rápidamente el parásito y reducir el proceso inflamatorio para limitar el daño retiniano, además de prevenir futuras recaídas y evitar la diseminación del parásito en pacientes inmunosuprimidos. Los fármacos utilizados actualmente actúan sobre el parásito que se replica, pero no sobre los quistes tisulares.

Una de las grandes ventajas que tiene el tratamiento clásico es que con él se logra obtener una cicatriz de menor tamaño en comparación con otros tratamientos o con la simple observación. Se utiliza pirimetamina en dosis de 25 mg diarios asociado con sulfadiacina en dosis de 500 mg a 1 gramo cada 6 horas.

La fotocoagulación con láser es una alternativa que sólo debe utilizarse cuando hay formas resistentes de toxoplasmosis ocular. También podría utilizarse cuando hay intolerancia o complicaciones severas por el tratamiento médico. El tratamiento con láser no previene recurrencias y aumenta el tamaño de la cicatriz.

Existen indicaciones para vitrectomía o extracción del humor vítreo del interior del ojo en los pacientes con toxoplasmosis ocular: cuando hay persistencia de vítreo turbio con visión reducida durante más de 6 meses. Otra indicación sería la vitrectomía diagnóstica cuando no hay visión del fondo de ojo o cuando se presenta un vítreo turbio asociado a un desprendimiento de retina.

Deberá ser el oftalmólogo que examine al paciente el que determine el mejor tratamiento para ese caso concreto.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez.


¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 3.40 sobre 5

Comparta en Redes Sociales