Tos, catarro y embarazo

Pregunta

Hola, mi problema es el siguente. Estoy embarazada de 6 semanas y un día y desde hace una semana y media tengo una gripe bastante fuerte. La gripe en sí ya casi se ha ido pero lo que me queda es una tos bastante fuerte con catarro que sale sobre todo por la mañana. Durante el resto del día es una tos seca. Ya no se qué hacer y quería saber si el toser tanto y fuerte puede afectar a los bebés (que son 2) o no. La verdad es que mi ginecóloga me dice que me tranquilice pero es que yo lo estoy pasando bastante mal. Si pueden darme una respuesta.... Muchas gracias por la atención

Respuesta

El problema que usted padece es bastante frecuente en muchas personas y sobre todo en estos días de invierno en donde la incidencia de cuadros catarrales se incrementa notablemente.

Usted comenta que padeció una gripe hace una semana y media... Bueno, mucha gente llama gripe a cualquier cuadro de inflamación de la mucosa respiratoria (catarro) y en realidad no se trata de gripe. La gripe es una enfermedad de sintomatología muy típica (fiebre alta, debilidad general y dolores musculares generalizados) en la que en muchos casos, lo de menos es el cuadro catarral respiratorio que produce, si bien es frecuente que éste se asocie y haya por tanto también dolor de garganta y tos seca.

Independientemente de que tuviera o no gripe, lo que parece claro es que tuvo un catarro agudo de vías respiratorias altas y que ese catarro, ya fuera de origen viral (lo más probable) o bacteriano, se curó, pero no en todos su síntomas.

En muchos catarros respiratorios virales y también en el caso de la tos ferina en adultos (infección producida por una bacteria denominada Bordetella pertussis, que en los adultos no es de trascendencia y pasa como un vulgar catarro de importante y prolongada tos), tras haberse resuelto la infección, persiste un cuadro irritativo en la mucosa que produce una tos permanente que puede durar muchas semanas.

En estos casos lo prudente es consultar al médico que es el que mejor puede valorar si la infección se halla o no resuelta y si la tos se debe a ese trastorno irritativo residual o a la propia enfermedad no curada aún.

En caso de tratarse de una tos seca postcatarral irritativa lo que suele recomendarse es el empleo de algún fármaco antitusígeno para romper el círculo vicioso de la tos, la cual produce irritación de la mucosa, y ésta al estar irritada favorece mayor reflejo tusígeno. En su caso concreto iiene una restricción muy importante al uso de casi cualquier fármaco por estar embarazada y por estarlo precisamente en el primer trimestre que es la fase inicial en la que el embrión es más sensible a posibles influencias teratogénicas (productoras de malformación fetal).

Mi consejo es, por supuesto, que no renuncie a consultar a su médico de confianza (principalmente su ginecóloga) sobre la tos, por si pudiera recomendarle algún fármaco para calmarla, pero que no tome ningún medicamento o remedio de herbolario por su cuenta y riesgo, por lo que antes le he comentado.

Respecto a la posibilidad de provocar algún perjuicio a su gestación por tener tanta tos, le insisto en lo mismo que le ha comentado la ginecóloga, que esté tranquila; el saco amniótico tiene una constitución especial para proteger al feto de vibraciones, presiones y resto de influencias externas, y la placenta garantiza el correcto soporte vital por lo que, salvo factores ajenos a esta cuestión, de otro tipo, no debe temer que el embarazo pueda sufrir algún percance serio por causa de la tos.

Cordialmente,
Dr. Alfonso Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

72 votos, media: 4.29 sobre 5

Comparta en Redes Sociales