Tengo 38 años y estoy embarazada de gemelos

Pregunta

Tengo 38 años y estoy de 15 semanas de un embarazo gemelar con dos placentas y dos bolsas. 

En la ecografía de las 12 semanas me diagnosticaron 1/4 de probabilidades de trisomía 21, realice una biopsia coral de ambas placentas y el resultado fue que ambos fetos tienen trisomía 21 porque son gemelos verdaderos, con cromosomas iguales, pero en las ecografías se ven dos bolsas separadas y dos placentas, y se observa en perfectas condiciones a un feto mientras que el otro tiene todas las características de la trisomía 21. 

Mi ginecóloga me recomendó para salir de dudas de si son o no son gemelos verdaderos monocigóticos que me haga la amniocentesis en la semana 16, porque ahora no puede realizar una reducción selectiva del feto con trisomía 21 con miedo a que afecte al otro feto que aparentemente está bien. 

Me ha dado como solución que cuando tengamos los resultados de la amniocentesis si se confirma que tienen los dos trisomía 21 se realice inmediatamente el aborto de ambos, pero si se confirma que uno está bien y otro mal tengo que esperar hasta la semana 32 para realizar la reducción del feto con trisomía. 

Todas estas pruebas y médicos están siendo realizadas en un hospital de Lisboa, y no sé si el procedimiento en España sería el mismo.

Respuesta

Aunque al principio nos dice que el resultado de la biopsia corial concluye que ambos fetos tienen trisomía 21, es decir, genéticamente están afectos por el síndrome de Down (trisomía 21), luego se suscita la duda por el aspecto ecográfico de los fetos (uno parece normal y el otro enfermo). 

Una posibilidad es que se haya producido un problema al obtener las muestras de las placentas y se haya pinchado dos veces la misma placenta, lo que daría un resultado que llamamos falso positivo. 

Sin embargo, el aspecto ecográfico de los fetos no les debería guiar en la toma de decisiones porque existe la posibilidad de que el feto aparentemente sano esté afectado por síndrome de Down. En ese sentido, parece razonable la propuesta de su ginecóloga de repetir la amniocentesis en la semana 16, un poco más adelante en el embarazo, cuando existan más probabilidades de obtener muestras de líquido amniótico (estando seguros de qué bolsa se ha pinchado) para su análisis y la adopción de las decisiones más adecuadas (abortar o no los dos fetos, o abortar solo el enfermo). 

Un hecho diferencial entre Portugal y España es que en el hipotético caso de que al final se decida una reducción selectiva del feto enfermo, en España debería realizarse antes de la semana 22, como indica nuestra ley de interrupción del embarazo  ("Ley del Aborto"). 

Este hecho debería ser tenido en cuenta si decide volver a España donde, desde luego se pueden realizar esas y otras técnicas avanzadas en Obstetricia en la mayoría de los hospitales de segundo y tercer nivel (no debemos olvidar que España es un país muy desarrollado en Sanidad). 

Nota final: para el feto sano sería más seguro que el aborto selectivo se realizara en la semana 32 que antes (pero debería hacerse en Portugal y no en España, por las razones expuestas con anterioridad).

Esperando haber podido ser de ayuda reciba un cordial saludo,

Dra. Ana Palacios Marqués


¿Le ha parecido interesante?

12 votos, media: 3.75 sobre 5

Comparta en Redes Sociales