Tatuajes: ¿se pueden borrar?

Pregunta

Me hice un tatuaje y por razones de trabajo necesito eliminarlo, pues es bastante grande y visible. He visto en Internet un producto que se llama Profade pero no sé si fiarme de él. ¿Qué opinan?

Respuesta

Hemos de decirle que actualmente los dos únicos medios para la eliminación de un tatuaje son la cirugía y el láser.

La cirugía tiene el problema de que deja una cicatriz, y en ocasiones no es posible realizarla debido al tamaño del tatuaje (como parece que es su caso).

En cuanto al tratamiento con láser, tiene el problema de que es caro, molesto y el resultado estético depende de los colores del tatuaje (el azul y negro se eliminan mejor que el rojo, y el verde y el amarillo son difíciles de eliminar totalmente), de la antigüedad (se eliminan mejor los más antiguos), de la calidad del tatuaje (se eliminan peor los realizados por profesionales) y de la localización (hay zonas más sensibles que requieren menos energía del láser y por lo tanto requieren más sesiones).

Tras el tratamiento, la piel puede quedar algo atrófica y blanquecina, con un aspecto parecido al de una cicatriz. El número de sesiones es orientativo y muy variable dependiendo de todos éstos parámetros, del tipo de láser y de la experiencia del médico que realiza el tratamiento.

En cuanto al producto que nos comenta que ha visto en Internet (Profade), no aparece ninguna publicación seria, ni se ha comentado en ningún congreso como eficaz para la eliminación de los tatuajes. Algunos de los principios que utiliza son despigmentantes o producen cierto efecto peeling pero es muy improbable que consigan actuar a la profundidad a la que se encuentra la tinta de los tatuajes. Desconfíe de los productos milagro.

Nuestra recomendación es que acuda a un dermatólogo que utilice de forma habitual el láser para la eliminación de los tatuajes y él le aconsejará cuál es la mejor opción.

Atentamente,
Dr. Daniel Candelas Prieto.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales