Sudoración excesiva

Pregunta

Padezco de exceso de sudor en cara, espalda y pies, agravado últimamente. ¿Qué puedo hacer?

Respuesta

La hiperhidrosis (exceso de sudoración) se define como una secreción excesiva de sudor en la superficie cutánea por encima de lo requerido para el control de la temperatura corporal. Existe una gran variabilidad entre cada persona en la cantidad de sudor producido ante un estímulo, por lo que resulta difícil estimar cuándo es realmente excesivo.

Se considera que se está ante una hiperhidrosis cuando el sudor es notorio clínicamente en condiciones en las que normalmente no sería esperable o cuando hay una respuesta excesiva a estímulos térmicos, farmacológicos o emocionales. En la mayoría de los casos el diagnóstico de hiperhidrosis es una impresión subjetiva que refiere la persona que la padece. Sus implicaciones son más sociales que médicas, pudiendo determinar la vida de relación de quien la padece.

La hiperhidrosis puede ser generalizada o localizada. En su caso parece que se trata de una hiperhidrosis generalizada (predomina en cara, espalda y plantas). Frecuentemente no hay una causa determinable que origine el exceso de sudoración, denominándose a la hiperhidrosis como primaria o idiopática, pero en otras ocasiones puede estar determinada por diversas causas, como fármacos, infecciones, tumores y diversas enfermedades neurológicas o endocrinas.

En cuanto al tratamiento existen múltiples modalidades, que van desde productos que se aplican directamente sobre la zona de hipersudoración (el más utilizado son las sales de aluminio), hasta el tratamiento quirúrgico (simpatectomía transtorácica endoscópica), pasando por la inyección de toxina botulínica en la zona o la utilización de la corriente eléctrica para inducir el reposo de las glándulas sudoríparas (iontoforesis). Cada tratamiento tiene sus ventajas y sus inconvenientes, siendo necesario valorar múltiples factores para iniciar el más adecuado en cada caso.
Para más información puede acceder a la siguiente página: http://www.netdoctor.es/XML/verArticuloMenu.jsp?XML=005301

En cualquier caso, nuestra recomendación es que acuda a su dermatólogo para que realice un diagnóstico e instaure el tratamiento más adecuado en su caso.

Atentamente,
Dr. Daniel Candelas Prieto.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales