Sobrecarga de estrés

Pregunta

Me gustaría saber acerca de la llamada 'ansiedad'. Al acostarme siento un gran peso en el pecho que me ahoga, al igual que una gran presión en la cabeza y mucho mareo. Estos síntomas tambié van acompañados de dolor en el pecho durante el día y me falta el aliento, siento como más palpitaciones de lo normal y sin motivo aparente. Últimamente he encontrado otro trabajo por las tardes (yo trabajo por la mañana), suelo además hacer mucho ejercicio y también he tenido que dejarlo durante 3 semanas, los problemas en mi vida personal se han intensificado. Siempre he sido muy positiva con respecto a la vida pero últimamente noto que me ha cambiado el humor; estoy muy irascible por cualquier cosa y no encuentro consuelo ni solución. También suelo notar un gran nudo en la garganta como si quisiera llorar, pero no puedo, con lo que no logro desahogarme. ¿Puede ser esto un principio de depresión? Estoy muy asustada.

Respuesta

Ansiedad es un término utilizado frecuentemente para describir el temor de una persona ante un peligro, sea éste real o imaginario. Y fíjese, que usted describe muy bien qué es lo que le está pasando, apuntando además hacia las posibles causas que están originando el problema comentado.

Los datos que nos aporta se dirigen inicialmente hacia un problema de estrés, ocasionado al parecer, por una sobrecarga laboral que debe ser diaria. Piense cuándo realmente empezó con estos síntomas que posteriormente, como indica, han afectado y, afectan, a su esfera personal, provocando, junto a los síntomas iniciales descritos en su pregunta, una sensación frecuente de querer romper a llorar.

Esto puede ser representativo de que está llegando al límite de sus propias fuerzas y puede “romperse” en cualquier momento, utilizando esta última frase como meramente descriptiva. Por ello, debe empezar a pensar que debe romper este círculo por algún sitio. Pero esto es una decisión personal, porque seguramente afectará a su entorno laboral, económico, social…

Sí puedo facilitarle algunos consejos básicos. Aunque haya dejado de hacer ejercicio en las últimas tres semanas, es aconsejable realizar una actividad física ligera como forma de “escape”, al menos, tres o cuatro veces a la semana: puede practicar la natación o, simplemente, dar unos buenos paseos, con una marcha un poco forzada. Pero siempre debe evitar ejercicios intensos, por ejemplo, aerobic y similares, que lo que consiguen es “activar” más todavía su corazón y sistema nervioso, además de otros órganos.

Otras sugerencias están en el orden de las salidas al aire libre los fines de semana, lectura, escuchar música relajante e incluso tomar alguna infusión de tila o grageas de valeriana, si no está conciliando bien el sueño nocturno y se levanta muy cansada.

Desde luego, sí le indico finalmente que contacte con su médico de confianza para poder disponer de una persona “externa a su mundo”, a la que hacerle partícipe de sus problemas y en la que pueda confiar y apoyarse. Si fuera su caso, le podría proponer además, si no ceden los síntomas, un estudio para descartar causas físicas, que no parecen ser la causa primaria, dados los comentarios que nos ha efectuado.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales