Sintrom: alternativas

Pregunta

Tuve una disnea por gastritis hemorrágica en abril y otra en septiembre. Me dicen que es el Sintrom el que las causa. Mi pregunta es ¿hay alguna alternativa al Sintrom?

Respuesta

La consulta que nos hace es ciertamente compleja, lo cual no quiere decir que no surja en numerosas ocasiones como dilema clínico.

Por un lado está anticoagulado (con acenocumarol, es decir, Sintrom) porque así lo requiere el riesgo de trombosis que tiene, ya que es portador de una válvula protésica aórtica; pero por otro lado, ha padecido una enfermedad grave que le ha producido un sangrado digestivo que, a juzgar por lo que comenta, fue bastante grave.

El ser portador de una válvula cardiaca metálica obliga ineludiblemente a anticoagular a los pacientes para disminuir el riesgo de trombosis, y no hay duda en su caso de que se debe actuar así, al tener la válvula metálica, pero la situación se torna complicada, haciendo muy difícil el manejo, cuando en el paciente existen riesgos de sangrado por la razón que sea.

Debo decirle que, al contrario de los que muchos piensan, el Sintrom, en dosis controladas, no produce hemorragias espontáneas, sino que amplifica y hace más prolongadas y graves las hemorragias que se puedan tener por otras causas. Es decir, que cuando alguien que está anticoagulado con Sintrom, se encuentra en un nivel terapéutico adecuado (INR inferior a 4,5) y tiene una hemorragia, el médico no puede inhibirse pensando que ésta se debe al tratamiento anticoagulante y ya está, sino que, como en cualquier otro paciente, debe indagar sobre el origen de la misma y el problema médico de base que está produciendo ese sangrado.

Otra cosa son los antiagregantes, como la aspirina, en los que sí existe una capacidad muy importante de producir lesión directa en la mucosa gástrica y que son capaces por sí solos de producir hemorragia digestiva, independientemente de su efecto de disminuir la capacidad de agregación de las plaquetas (función necesaria para hacer tapones que detienen las hemorragias).

Pero el Sintrom habitualmente no lesiona la mucosa gástrica, aunque complique las cosas cuando existe previamente una mucosa del estómago anómala por una gastritis, úlcera o lesiones de cualquier otro tipo, debido a que reduce la capacidad de coagular.

En conclusión, en su caso concreto, aunque padezca un trastorno gástrico que le haga proclive a tener hemorragias digestivas tiene una válvula aórtica que le exige estar anticoagulado. Por ello, probablemente, el manejo más adecuado pasa irremediablemente por mantener la anticoagulación, pero vigilando muy estrechamente el riesgo de sangrado gástrico y actuando preventivamente ante el más mínimo indicio.

Respecto a la alternativa al Sintrom, están las heparinas de bajo peso molecular, una de las cuales usted comenta que le pusieron mientras estaba con el problema hemorrágico. Éstas presentan menos riesgo de sangrado, pero exigen estar pinchándose diariamente, no se pueden monitorizar de modo sencillo en su actividad anticoagulante (como sí permite el Sintrom) y no tienen un antídoto eficaz de efecto inmediato que pueda ser utilizado en caso necesario si peligra la vida por causa de un sangrado agudo amenazante (como sí lo tiene el Sintrom, la vitamina K). Por dichas razones no se suelen emplear a largo plazo aunque sean excelentes agentes antitrombóticos.

Pese a todo no debe inquietarse y debe pensar que si se le aplica el tratamiento gastroprotector adecuado y se toman las medidas profilácticas oportunas no tiene por qué padecer de nuevo hemorragia alguna en el futuro. Por último, no debe olvidar que sus médicos habituales, los que mejor conocen su historial, son los profesionales más idóneos para valorar las mejores opciones terapéuticas para su situación clínica en cada momento.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

4 votos, media: 3.75 sobre 5

Comparta en Redes Sociales