Síndrome del túnel carpiano y diabetes

Pregunta

Hace un año que presento calambres en las manos. Aparte de tener dedo en resorte, el médico me ha dicho que presento ademas túnel carpiano y debo operarme lo mas pronto posible para evitar que me siga afectando más. Quisiera saber de esta dolencia y las consecuencias que traería, como puede ser la recuperación, y las probabilidades de salir de esta dolencia. Gracias.

Respuesta

En el curso de su proceso de base, la diabetes, pueden presentarse problemas en las estructuras nerviosas que le provoquen los calambres en las manos que tiene hace tiempo.

En su caso, y ya con el diagnóstico del “dedo en resorte” (inflamación de los tendones que flexionan los dedos de las manos quedando estos al moverse con la figura del gatillo de una pistola) padece además un síndrome del túnel del carpiano, enfermedad en la que un nervio, denominado nervio mediano, queda comprimido a la altura de la muñeca por las estructuras tendinosas y musculares, que se inflaman igualmente.

Se produce por ello dolor en la mano y la muñeca, con una sensación de quemazón y de acorchamiento, sobre todo en la zona de los dedos pulgar, índice y medio, que están inervados por este nervio. Llega a provocar molestias que despiertan por la noche.

Es una alteración frecuente en personas que usan mucho un teclado, e incluso en embarazadas, cuando retienen líquidos. Pero, de nuevo, se produce con cierta frecuencia en personas diabéticas. El diagnóstico de confirmación se realiza explorando con electromiografía la afectación de la conducción nerviosa.

El tratamiento inicial se realiza en general con una ortosis, como una muñequera, en principio sólo por la noche, y pueden darse medicamentos suaves para el dolor, como el paracetamol o acetaminofén o, aspirina, añadiendo vitamina B6.

Si los síntomas son muy importantes, se puede proceder a infiltrar la zona de la muñeca con corticoide pero si se mantiene el proceso, con debilitación de la mano, lo mejor es realizar mediante cirugía una descompresión del nervio, que alivia los síntomas y mejora la movilidad de la mano. Es posible su realización con anestesia local, pero esto depende del cirujano y el paciente.

Posteriormente, es importante el reposo que se haga con la mano, al menos durante un mes, aproximadamente. La recuperación es buena, aunque existe la posibilidad de que la compresión se repita, dentro siempre de las características de su diabetes.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente.


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales