Síndrome de Ménière: vértigo

Pregunta

Tengo pérdidas auditivas en el oído derecho. Escucho como si fuera una pelicula con mal sonido, tinnutus y ruido de mar o de sintonía de radio. De vez en cuando padezco los sintomas arriba indicados. Además tengo constante dolor cervical. Me diagnosticaron, 'presunto Ménière'. Hace 22 años comence así y quedé con el 25% de audición del oído izquierdo. No tengo tapones de cera. Tengo además frecuentes ataques de hígado, con vómitos y mareos. Quisiera saber si esto se relaciona con el síndorme de Ménière.

Respuesta

No sé muy bien a qué se refiere con el término 'ataques de hígado' que usted dice padecer.

Por lo que comenta son episodios de vómitos principalmente, asociados a mareos, lo que bien podría corresponderse con crisis de vértigo relacionadas con la enfermedad de Ménière que dice padecer desde que era muy joven.

En esta enfermedad se produce un trastorno del control de la presión de un líquido que circula por el interior del oído interno denominado endolinfa. Esto se traduce en una hiperpresión endolinfática que origina tres síntomas principales, que son el vértigo periférico, el tinnitus (ruidos o zumbidos anómalos en los oídos) y la pérdida progresiva de audición (hipoacusia).

La razón de que se produzca vértigo, además de los dos síntomas auditivos que le he comentado (tinnitus e hipoacusia), es que el oído interno es un órgano esencial, aparte de para oír, para el adecuado sentido del equilibrio. Cuando estamos de pie, sentados o tumbados y con los ojos cerrados, sabemos exactamente en qué postura nos encontramos y eso es gracias a la información estática que nos proporcionan nuestros oídos internos.

Cuando el oído interno enferma, este aparato sensitivo tan importante se trastoca en su funcionamiento y es cuando aparece el vértigo, en el cual no tenemos una noción clara de la posición que tenemos y nuestras referencias espaciales cambian continuamente de ubicación, provocándonos un mareo típicamente giratorio (en este tipo de mareo las cosas parecen dar vueltas en torno a nosotros) que puede asociarse a malestar general, náuseas, cefalea y vómitos.

Por todo ello, lo que usted denomina ataques de hígado, salvo que fueran cólicos biliares, parecen ser crisis de vértigo por su enfermedad del oído, y por ello la pregunta que me hace de si hay relación entre una cosa y otra, sería probablemente afirmativa.

De cualquier modo, lógicamente no es posible aportarle un diagnóstico en esta sección y sería muy conveniente que le consultase a un médico de confianza su problema. Podría tratarse de cólicos biliares o algún trastorno gastroduodenal o metabólico y sería por ello conveniente estudiarle para llegar a un diagnóstico certero, por lo que le animo a consultar al médico este problema.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 3 sobre 5

Comparta en Redes Sociales