Sangre tras la micción

Pregunta

Hace 10 meses que mi hijo (8 años) deja pequeños, pero permanentes residuos de sangre en sus calzoncillos, luego de la micción. Ha sido explorado en profundidad sin hallar causa aparente. Sus análisis de sangre, cultivos, exámenes citológicos, ecografías renal y vesical también son normales. No presenta sangre en orina, es solo al finalizar la micción. ¿Alguna sugerencia?

Respuesta

El caso de su hijo es desde luego complejo y ciertamente desconcertante, por cuanto todas las pruebas, digamos internas, han resultado normales o negativas.

Quizá se deberían contemplar algunos aspectos que no quedan aclarados en su correo; en concreto, pensamos que quizá podría tratarse de un problema externo, es decir, relacionado con los genitales, más concretamente con el pene.

No nos proporciona usted datos de la exploración física de los genitales externos, pero es conocido en pediatría que una fimosis, una pequeña herida local o cosas así pueden producir un pequeño sangrado al final de la micción (nos indican que los análisis de sangre y orina son completamente normales por lo que no parece que esa posible sangre, que tampoco ha sido analizada, proceda del interior, es decir, de la vía urinaria).

Otra posibilidad es que algunos niños que manipulan su pene o se masturban (lo cual es frecuente en la infancia) pueden acabar presentando pequeñas heridas que sangren.

Por tanto, vistos los resultados que nos envían, pensamos que podría tratarse de algún problema de los genitales externos.

Otra duda que nos queda es si es verdaderamente sangre la mancha que observa en el calzoncillo del niño. No nos dan información al respecto ya que parece que esas manchas no han sido analizadas y no sabemos si son de sangre o de otras sustancias.

Por último, se nos ocurre la posibilidad, aunque remota, de que sea el propio niño que manipula esas manchas (el llamado Síndrome de Munchausen) y en ese sentido también sería útil saber si existe algún problema familiar o de relación con los padres o hermanos, problemas personales del niño, etc. que le hicieran llamar la atención de esta forma.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales