Relaciones sexuales e infección

Pregunta

Mi novio y yo hicimos el amor sin preservativo hace 1 mes y pasados dos dias de esa fecha le diagnosticaran una infeccion urinaria. Yo no he tenido síntomas pero me hice todo tipo de exámenes para comprobar que no tenia nada. A día de hoy no tengo nada, ni ningún tipo de síntoma. Lo volvimos a hacer hace una semana y a él le rapareció la infeccion, y yo sigo sin tener nada. ¿Hay alguna explicación para lo que le está pasando? ¿Tendré yo la culpa de su infección o viene de él?

Respuesta

Apreciada usuaria de Netdoctor, quiero en primer lugar agradecerle la realización de esta pregunta.

Con los datos indicados, hay que informarle sobre la infección urinaria, que puede tener diferentes orígenes. En el caso de su pareja, al parecer, según nos indica, tiene relación con la realización del acto sexual, aunque puede existir otras causas concomitantes, como no tener la circuncisión realizada (y poder necesitarla) o cuestiones de higiene, e incluso alteraciones de orden urológico. Todo esto teniendo en cuenta que usted ha sido ya explorada y no se le han detectado problemas.

Así, es posible que se trate de una balanitis, como proceso más banal, que es una inflamación de la zona del meato urinario, el orificio en la punta del pene por el que se expulsa la orina. Los microorganismos que provocan la infección, por lo general, entran en las vías urinarias por este meato, que es extremo inferior de las vías urinarias. Habitualmente, estos gérmenes son expulsados por el mismo efecto del chorro de la orina al vaciarse la vejiga, pero en el caso de su pareja se producen infecciones.

Lo conveniente en este caso y para evitar que el proceso se siga reiterando y llegue a afectar a la zona de la vejiga o incluso a los riñones, sería acudir a su médico de confianza, valorando otros posibles síntomas añadidos, como sensación imperiosa de tener que ir al baño a miccionar, sensación de ardor o dolor durante la micción, orinar con frecuencia por la noche o tener dolor en la zona pélvica, por ejemplo.
El mismo profesional puede derivarle a un urólogo, especialista en esta área, para ahondar en el estudio, valorando también el frenillo, por si le produce molestias. La prueba de diagnóstico que debe considerarse inicialmente es el análisis de orina, realizando tanto un análisis normal como un análisis microbiológico. Esto permitirá determinar cuál es el germen origen del problema, que en la gran mayoría de los casos se debe a una bacteria. Se puede realizar también un antibiograma, con el que se determina qué antibiótico es el más efectivo para hacer frente al germen. Por supuesto, es un problema que debe estudiarse pues las infecciones en los varones jóvenes son infrecuentes y hay que evitar que se repitan, pues a largo plazo como ya indicábamos, pueden afectar a los riñones.

Le aconsejo a su pareja, de todas formas, que hasta estar completado el estudio y disponer de un diagnóstico, aumente la ingestión diaria de líquidos, mantenga una buena higiene y se abstenga de mantener relaciones sexuales o, como mínimo, utilizar un preservativo.

Cordialmente,Dr. Sergio García Vicente


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales