Quistes ováricos y embarazo

Pregunta

Hace 6 meses me operaron de un quiste dermoide de 5cm, y ahora me han detectado otro de 7cm en el otro ovario. Me han visto varios ginecólogos y cada uno me da una opción diferente, Por eso sería de gran ayuda su opinión, ya que estoy hecha un lío y no se cuál es más correcta. Unos dicen que se tiene que operar rápido, otro que dejemos pasar un tiempo y observemos y el último me dijo que fuéramos prudentes y que porqué no me planteaba quedarme embarazada. Querría saber qué piensan y si sería factible buscar el embarazo y qué riesgos correría. Muchas gracias por su ayuda.

Respuesta

Agradecemos su confianza en NetDoctor al formularnos esta consulta.

En primer lugar, quiero indicarle que el quiste dermoide es una formación derivada de 3 tejidos embrionarios distintos, situada en este caso en el ovario, y que está compuesto por ello de una pared que puede contener tanto material graso como restos de pelos, dientes, pequeños fragmentos óseos y tejido cartilaginoso, todo ello material derivado de esos tejidos embrionarios diferentes.

Se trata de una anomalía patológica del ovario, en general benigna, y de aparición frecuente, sobre todo entre las mujeres en edad fértil, de 20 a 29 años, pasando totalmente desapercibido para la mayoría de ellas por lo general, por lo que su detección suele ser casual por revisión ginecológica rutinaria y ecografía, si bien a veces es detectado por la aparición de ciertos síntomas como el dolor abdominal.

El quiste dermoide, aunque es una de las lesiones más benignas y más comunes de las diagnosticadas en las mujeres, tiene el inconveniente de la posibilidad de su rotura hacia el interior de la cavidad peritoneal (abdomen) lo que sucede en un 1%-2% según estudios. Por otro lado, no le quiero ocultar que existe igualmente la posibilidad de que se transforme en una lesión maligna, pero esto es muy raro que se produzca antes de la menopausia.

Actualmente el tratamiento del quiste dermoide sólo es realizable mediante intervención quirúrgica (extirpación simple de quiste o quistectomía), la cual en la mayoría de las ocasiones es una operación relativamente sencilla y rápida gracias a la cirugía laparoscópica. Con ella, la incisión es mínima y el resultado estético excelente, conllevando asimismo un postoperatorio con menos molestias y que permite una rápida alta hospitalaria, generalmente no superior a las 48 horas.

Si el quiste es muy grande, la cirugía es más complicada y la posibilidad de conservar tejido ovárico sano se reduce considerablemente, pudiendo llegar incluso a ser necesaria una ooforectomía (extirpación completa del ovario).

En su caso concreto no nos aclara hasta qué punto le quedó tejido ovárico sano preservado tras la cirugía del primer quiste de 5cm. Podrían haberle hecho una ooforectomía, o en cualquier caso supongo que no debe haberse podido preservar un volumen importante de tejido ovárico sano. De cualquier modo la disparidad de opiniones que se ha encontrado entre los médicos que la tratan se debe a que unos priorizan más la conservación de su fertilidad y otra priorizan más la seguridad con la extirpación completa del quiste actual.

Si el quiste dermoide que tiene, lo es claramente, sabemos que tiene un riesgo bajo de rotura y de malignización, por lo que si su mayor deseo fuera tener la opción de quedarse embarazada la decisión coherente sería la de someterla a vigilancia del crecimiento del quiste mientras intenta quedarse embazarada.

Eso tendría un riesgo, pero que sabemos que es pequeño. Además, en esta opción, aun quedándose embarazada, si hubiese algún signo indicativo de que fuera más prudente extirparle el quiste 'sobre la marcha', podría probablemente llevarse a cabo la intervención por laparoscopia, sin especiales problemas. La otra opción sería olvidarse de intentar el embarazo y abordar ya la extirpación del quiste lo cual, debido a su considerable tamaño, podría conllevar la pérdida completa de ese ovario. Esto le produciría, en caso de no tener sano el otro ovario (que fue intervenido con el primer quiste), una menopausia precoz, y con ello la esterilidad.

Esas dos opciones son las que han barajado los médicos que le han aconsejado.

Como ve, unos estiman bajo el riesgo de no tratar el quiste ahora mismo y ponen en primer plano la posibilidad de que usted pueda quedarse embarazada, y otros, sin embargo, aun a riesgo de poder perder la oportunidad ya de tener hijos, le aconsejan quitarse el quiste y punto.

Me gustaría poder decantarme por una u otra opción claramente para ayudarle a decidirse pero, como he intentado explicarle, hay buenas razones tanto para decidir una cosa como la otra, como sucede muchas veces en Medicina.

De cualquier modo, confío en que esta información detallada le haga posible tomar una decisión plenamente convencida de que es la mejor para usted.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

9 votos, media: 4.44 sobre 5

Comparta en Redes Sociales