Prolactina elevada: Hiperprolactinemia

Pregunta

Ya supongo que ustedes tampoco pueden aconsejarme sobre mi problema, por más desesperada que esté, ya que nadie me lo soluciona. Mi pregunta breve es que me recetan medicamentos que me aumentan mucho la prolactina. Tengo galactorrea, incluso me llegan a sangrar los pechos, y al suspender el tratamiento cede la molestia. El médico me recetó un medicamento que lleva sulpirida y me aumentó la prolactina. Además, produjo supuración de los pechos, dolor muy fuerte en los mismos y malestar, más náuseas, que es mi problema. ¡Para eso voy al médico! ¿El aumento de la prolactina puede producir más náuseas de las que ya tengo? Pero me dicen que ‘me aguante’, que no pasa nada por que me sangren, supuren y duelan los pechos, que si me aumenta la prolactina me lo tome igualmente. Desearía saber si esto es normal, si debo sufrirlo o si puede acarrear consecuencias o efectos secundarios, como más náuseas. Por favor, ruego que me respondan, llevo diez años enferma y soy joven, no encuentro salida y padezco mucho. Mil gracias.

Respuesta

Por lo que usted comenta, usted padece un cuadro de incremento de la lactancia por hiperprolactinemia (prolactina elevada). La prolactina es una hormona que favorece el desarrollo del tejido glandular mamario y por tanto de la capacidad de producción de leche.

Este efecto es muy importante tras el parto en la mujer que da lactancia, porque esta hormona que se incrementa notablemente en dicho momento desarrolla las glándulas mamarias para poder atender a las necesidades del amamantamiento.

En la mujer que no ha tenido un hijo reciente, cuando la prolactina es elevada es obligado realizar un estudio de ciertas glándulas, como por ejemplo la de la hipófisis en la base del cráneo. Esa glándula es punto de paso de la secreción de prolactina que se realiza en el hipotálamo, que es una estructura nerviosa que se encuentra por encima de la hipófisis.

Si usted padece claramente una hiperprolactinemia mi consejo sería que consultase con un médico endocrinólogo que pueda estudiar esta cuestión adecuadamente, y que en cualquier caso pueda aplicarle un tratamiento para reducir la prolactina (bromocriptina por ejemplo).

El uso de un fármaco como el sulpiride parece aquí desaconsejable puesto que es un fármaco que bloquea los receptores dopaminérgicos y, como cualquier fármaco que posee esta actividad, disminuye el efecto inhibitorio de la dopamina sobre la secreción de prolactina, con lo que estimula de modo indirecto la secreción de dicha hormona.

Hay muchos fármacos muy comunes (antihistamínicos, sedantes, etc.) que tienen este efecto de bloqueo dopaminérgico y que por tanto estimulan la secreción de prolactina, y que usted debería evitar bajo consejo médico. El hecho de que usted también padezca náuseas me hace insistirle más aún en que debe buscar la atención de un endocrinólogo que diagnostique de modo adecuado su caso.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales