Profesionalmente activa a los 68

Pregunta

Tengo 68 años y una vida profesional activa. Tuve hepatitis C y tengo trombopenia crónica, no progresiva, secundaria a hepatopatía crónica VHC. Actualmente, tras un dolor fuerte me diagnosticaron un hepatocarcinoma e hipertensión portal clínicamente significativa. El cirujano me aconseja la intervención por laparotomía. Lo que quisiera que Ustedes me dijeran es si durante la intervención y en el post operatorio es controlable tanto la hipertensión portal como la trombopenia que presento, si los riesgos son muy altos, y en que porcentaje. No pueden realizar una laparoscopia por como está ubicado el tumor. Tampoco soy candidata al trasplante debido a que supero la edad (por tres años) y porque en 2003 fui intervenida por un carcinoma de mama. Me han indicado que el tumor hepático es un tumor primario que no tiene nada que ver con metástasis por el tumor de mama. Espero que tengan datos suficientes para poder dar una contestación a mi pregunta y que me queden las cosas más claras, sea para bien o para mal. Muy agradecida, les deseo un feliz año 2009.

Respuesta

Sí mejorará. Tras la cirugía, si las cosas salen bien, es previsible que la situación de hipertensión portal mejore. En definitiva, la hipertensión portal hace referencia al aumento de presión de la vena porta por la obstrucción que encuentra la sangre a su llegada al hígado por la cirrosis y el hepatocarcinoma. De forma retrógrada, es decir hacia atrás, aumenta la presión dentro de la vena, como lo hace el agua en una cañería o tubería en la que hemos puesto un obstáculo y el agua no puede pasar.

La trombopenia es también secundaria a este proceso, por el elevado consumo de estas células y su deficiente producción, y actualmente se puede controlar bien con transfusiones de plaquetas, si fuera necesario. El mayor peligro de una trombopenia importante estriba en que propicia el sangrado o las hemorragias ya que las plaquetas desempeñan un papel importante en el cierre y cicatrización de las heridas y de alguna forma también en la coagulación de la sangre.

Sin duda se trata de una intervención quirúrgica de elevado riesgo, como imagino le habrán comunicado los médicos que la atienden. En estos casos, se suele solicitar al paciente que firme el llamado consentimiento informado, una vez expuestos todos los riesgos posibles de la intervención. Si el paciente está de acuerdo, autoriza a sus médicos cirujanos a efectuar la intervención firmando el documento.

Le deseamos mucha suerte, que todo vaya bien y que conserve ese ánimo ejemplar.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales