Problemas urológicos varios

Pregunta

Todo comenzó con el oscurecimiento de mi orina, muy caliente, y luego empecé a tener problemas con mi erección, me costaba más la erección y luego mantenerla. Posteriormente, pasados los días, empecé a sentir un pequeño dolor entre los testículos y el ano. ¿Qué me pasa?

Respuesta

Son varios los síntomas que nos describe, empezando por el oscurecimiento de la orina, los problemas de erección y el dolor próximo a los testículos.

Estos síntomas puede tener un origen diverso, desde una infección de orina a una hernia o, respecto a los testículos, desde una lesión testicular a una inflamación provocada por un varicocele (ensanchamiento de las venas) o un hidrocele, que es una acumulación de líquido en el interior del escroto.

Entre las infecciones frecuentes, y más por su edad, tenemos la epididimitis, infección de los conductos por los que el esperma sale del testículo, que se ven afectados por bacterias (y en general, estas infecciones están relacionadas con enfermedades de transmisión sexual) y la orquitis, que afecta a los testículos y también está provocada por bacterias o virus, como las paperas (que si fueron recientes, en su caso puede tener relación).

Además, es frecuente en varones de su edad la prostatitis o inflamación de la glándula prostática. Estas causas también pueden llegar a incidir sobre la erección, y más, sobre todo, tras prácticas sexuales.

Sería necesario conocer, junto al cambio de color de la orina que describe, cuestiones sobre el dolor que se inició en la zona testicular: desde hace cuánto se presenta, si el dolor es constante o intermitente, si tiene fiebre, si ha perdido peso, etc.

Por ello, y como estos síntomas perduran desde hace tiempo, le aconsejo que consulte con un urólogo lo antes posible, para que descarte las diversas patologías comentadas, desde lesiones testiculares a infecciones. Además de la exploración física de abdomen, ingles, testículos y próstata, puede realizar una ecografía y solicitar análisis de orina y de secreciones prostáticas.

Junto al tratamiento específico, ya sea antibiótico o analgésico y antiinflamatorio, puede aconsejarle igualmente una serie de medidas básicas que ayuden a disminuir los síntomas: utilización de un suspensorio, agua fría o caliente según sea la causa, no permanecer demasiadas horas sentado, etc.

De forma ocasional (casos de hidrocele o varicocele) puede requerirse una intervención quirúrgica. Pero todo esto debe evaluarlo un urólogo.

Como consejos que debe tener en cuenta, en determinadas ocasiones puede utilizar un suspensorio para las actividades físicas, puede realizarse un autoexamen testicular, y es muy importante observar las medidas de prevención para evitar las enfermedades de transmisión sexual (E.T.S.), sobre todo la utilización de preservativos.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente.


¿Le ha parecido interesante?

8 votos, media: 4.38 sobre 5

Comparta en Redes Sociales