Prácticas de riesgo

Pregunta

Hola, doctor, ante todo. Tengo pareja, pero me ha sido infiel. Hace unos meses tuve relaciones con mi pareja, y aunque siempre me he cuidado en el aspecto sexo seguro etc., tengo mis dudas. No sé si hacerme una prueba de sida, porque aunque ya dejé a mi pareja lo que siento es como si mi sangre corriera rápido por mi cuerpo, siento ardores internos leves a ratos, y picazon interna. Estoy algo desganado y debilitado, pero por ratos tanbien se me va y por ratos vuelve. Por el momento no tengo dinero para un médico, esta página me fue recomendada por un amigo y espero su orientación para consultar al médico.

Respuesta

Lo primero que debo decirle es que debe tranquilizarse porque no tiene por qué haber contraído ninguna enfermedad contagiosa por el hecho de que su pareja le haya sido infiel sexualmente y porque además usted tenga picores generalizados y otros síntomas de malestar general que no parecen muy bien definidos.

Los síntomas que usted describe son más propios de un estado de ansiedad mantenida que de otra cosa; ciertamente no son habituales de la manifestación inicial de una infección por sida u otras enfermedades venéreas.

Ahora bien, también es cierto que sabiendo los riesgos que existen respecto a la posibilidad de contagio sexual hoy día, toda persona que haya tenido prácticas sexuales de riesgo (y una de ellas es el tener sexo con una pareja que haya practicado sexo sin protección con terceros) debería consultar con su médico para evaular la necesidad de realizar una o más pruebas serológicas con objeto de descartar el contagio de SIDA o hepatitis, principalmente.

Esto es más aconsejable aún en caso de haber padecido un síndrome gripal inexplicado o fiebre sin un foco de infección atribuible, o en caso de que surjan adenopatías (ganglios linfáticos agrandados de tamaño que se palpan bajo la piel) en el cuello o en otras partes del cuerpo.

Estas pruebas, en caso de considerarse apropiadas por el médico, deben efectuarse habiendo transcurrido al menos tres meses desde la última posibilidad de contagio, sobre todo si no ha existido ninguno de los síntomas que anteriormente le he descrito.

El dejar pasar al menos tres meses desde la última práctica de riesgo se justifica por evitar que pudiera darse en algunas personas un falso negativo de la prueba, es decir, que la prueba diga que está todo bien cuando el organismo sí se encuentra realmente infectado, pero no ha desarrollado aún de modo completo todos los mecanismos biológicos (anticuerpos fundamentalmente) que son detectados por el análisis y que delatan la infección; a esto se le llama periodo ventana de la infección y tiene un duración en el caso del SIDA de hasta 6 meses, aunque es inferior a 3 meses en más del 50% de las personas infectadas.

No le puedo decir taxativamente si tiene o no que realizarse la prueba para detección del virus VIH (del SIDA) aunque sí que es cierto que tanto su pareja como usted deberían hablar con franqueza y analizar el riesgo concreto que han tenido de un posible contagio y tras ello tomar una decisión. Lo mejor siempre es que consulten con un médico de su confianza, sin duda alguna.

Por último le invito a que lea una consulta relacionada con el tema que nos ha consultado y que ya se contestó en su momento. La encontrará en el siguiente enlace:

Contagio del virus de sida: http://www.netdoctor.es/preguntas/pregunte8.jsp?maidFaq=870

Asimismo le invitamos a que lea el siguiente artículo de Netdoctor:

VIH y sida: http://www.netdoctor.es/XML/verArticuloMenu.jsp?XML=000152

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales