Áreas de Salud
Enciclopedia
Noticias
Servicios de Salud

Peso y acoso escolar

Pregunta

Hay chicos de mi clase que se meten a menudo conmigo: me llaman foca y me hacen sentirme mal porque todas las chicas de mi clase son delgadas. Esto provoca que cuando llego a casa no paro de llorar y me siento mal y no como.

Respuesta

Lo primero que debo decirte es que, si los datos de peso y estatura que nos has dado son los correctos, no creo que debas considerar que tienes especial sobrepeso, sinceramente.

Pero te diré aún más; la edad en la que te encuentras (13 años) es crucial para el desarrollo completo de tu organismo y ciertamente, para las chicas es esencial, aunque creas que no, el disponer de un poquito más de grasa corporal de la que se piensa como estéticamente ideal, para que el desarrollo de la pubertad sea el adecuado y todo se forme como es debido en el cuerpo.

El tejido graso en la niña que está creciendo es muy importante porque tiene funciones de formación de hormonas y otras sustancias que son muy necesarias para que cuando seas una chica de 20 años estés bien desarrollada y seas toda una mujer.

Cuando no hay suficiente grasa esto no funciona bien, el desarrollo se trastoca y surgen los problemas cuando ya es demasiado tarde, en la edad adulta. Muchas chicas que en la pubertad se empeñan en estar muy delgadas, se creen más atractivas para sí mismas y para los chicos, y piensan que así deben seguir. Pero no se dan cuenta de que tienen un riesgo muy alto de sufrir trastornos serios, del desarrollo sexual y de la maduración del organismo en general, que les darán importantes problemas en el futuro (trastornos menstruales, dificultad para quedarse embarazadas, mayor fragilidad ante las enfermedades, etc.).

Por ello, quiero insistir en que no veo que estés gorda y que si tampoco estás delgada, mejor para tu salud, a tu edad. Créeme cuando te digo que el que tengas un poquito más de grasa es algo muy necesario para tu adecuado crecimiento, como te he contado.

Nos preocupa lo que nos relatas acerca del acoso que dices sufrir en tu colegio. Lamentablemente, hay gente así.

El ser humano es impredecible y periódicos y televisiones nos cuentan diariamente casos increíbles de chicos y chicas acosados por sus compañeros, y cosas aún peores. La crueldad de los niños constituye una preocupación creciente en la sociedad occidental.

Tienes que ser fuerte, y blindarte contra las agresiones psíquicas que sufres. Todo el éxito que tienen los que te insultan en el colegio lo consiguen porque tú les das el placer de preocuparte, enfadarte y/o entristecerte por ello. Es muy posible que si consiguieras que tus compañeros vieran que lo que te digan te trae sin cuidado, dejarían entonces de tener interés por meterse contigo.

Por otro lado, nos preocupa también que creas que debes dejar de comer para superar la prueba que te imponen o que dejes de hacerlo por la tristeza. Tú no tienes ninguna obligación de ser como ellos digan. Ellos sí tienen la obligación de respetarte y aceptarte con todas tus virtudes y peculiaridades.

Cuando una chica de tu edad se preocupa tanto por exigirse la delgadez puede perder la noción de lo que es razonable y entrar en una tenebrosa espiral que le conduzca a la anorexia (lee aquí mismo, en NetDoctor, lo terrible que es la anorexia).

No debes dejarte intimidar hasta el punto de que puedan ejercer una influencia tan nefasta en ti como para que no seas tú la que controla tu cuerpo y tu mente. Disfruta sin miedo de la comida y no te preocupes de si las cosas engordan porque estás en fase de crecimiento y necesitas comer bien. Hazme caso, por favor. Y no debes dejar de comer porque estés triste.

También te vendrá muy bien hacer un poco de ejercicio, no porque tengas que adelgazar sino porque eso muy necesario también a tu edad, y seguir una dieta equilibrada: frutas y verduras a diario y limitando los dulces, la bollería industrial y las grasas animales, que tanto nos perjudican a todos por el tema del colesterol que habrás oído tantas veces.

Respecto a lo del Lexatín, creo que eres muy joven para estar tomando sedantes. Confío en que no lo estés tomando sin el adecuado control médico y que no te auto-mediques. Nunca debes hacerlo y además deberías pedirle ayuda a tu médico para ver si lo puedes ir dejando, si también opina que no es necesario para ti.

Y por supuesto no permitas que nadie te pegue o algo parecido; en ese caso, debes contarlo inmediatamente, sin la más mínima duda, a tus padres o a tu tutor del colegio, para que puedan hablar entre ellos y les des la opción de encontrar la mejor manera de ayudarte y con ello atajar el problema.

No debes tener miedo a decirlo, aunque creas que la reacción de tus compañeros 'será peor'. No tengas miedo a defenderte y piensa que gran parte de tu defensa y de tu fuerza está en los adultos que te quieren, que pueden tomar cartas en el asunto muy seriamente para cortar de raíz ese tipo de conductas. No temas que te digan que eres chivata o algo por el estilo. Tú tienes que velar por tu interés, por tu respeto y no puedes permitir que te intimiden por el dudoso honor de ser impecablemente discreta y encubrir a los que te maltratan.

En todo caso, no dudes en decírselo a tus padres, que te podrán ayudar con todo su apoyo y comprensión y, con toda seguridad, estarán contigo en todo lo preciso para protegerte y animarte. Además te aconsejo que imprimas esta respuesta y que se la enseñes a tus padres y a tu profesor o tutor. Puedes incluso proponerle a este último que hagáis un debate en clase sobre el acoso escolar o sobre el tema de la delgadez y el sobrepeso. Seguro que eso hará más conscientes a tus compañeros de que deben ser más respetuosos con todos los de la clase y todo puede cambiar.

Esperamos haberte sido de ayuda y te invitamos a que si es necesario nos vuelvas a escribir y nos cuentes cómo te van las cosas.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.

69