Parálisis facial

Pregunta

Sólo me gustaría saber que es más exactamente la parálisis facial, a qué se debe, por qué se da, etc. Le ha dado a un familiar mío y estoy preocupado. Gracias

Respuesta

Asumo que su familiar padece una parálisis facial periférica primaria o de Bell, ya que no apunta más datos, por lo que me centraré en la descripción de ésta.

El nervio facial es un nervio craneal, que inerva todos los músculos implicados en la expresión facial y que recoge la sensación gustativa de los dos tercios anteriores de la lengua y la sensación de la piel de parte del conducto auditivo externo. Su afectación origina la parálisis facial periférica.

La forma más común es la llamada parálisis facial periférica primaria, llamada parálisis de Bell o parálisis a frigore. Su causa es desconocida, aunque se piensa que puede ser de origen viral. Tiene un comienzo brusco y generalmente alcanza el máximo de debilidad pasadas 48 horas. Uno o dos días antes puede haber dolor detrás del oído.

Si es completa se paralizan todos los músculos de la mitad de la cara afectada. La comisura bucal queda flácida, se borran los pliegues y los surcos de la piel, la frente pierde sus arrugas y el paciente no puede cerrar el ojo. El párpado inferior pierde su tono y puede haber lagrimeo. La comida se acumula entre los dientes y los labios y la saliva puede escaparse por la comisura bucal.

El paciente presenta sensación de pesadez o entumecimiento de la cara, aunque no suele demostrarse déficit sensitivo alguno. Puede haber alteración del gusto en los dos tercios anteriores de la lengua del mismo lado, así como aumento de la audición (hiperacusia).

El 80% de las parálisis faciales de Bell evolucionan favorablemente de forma espontánea y se recuperan en un plazo máximo de 8 semanas. En algunos casos la recuperación es incompleta, pudiendo quedar secuelas no sólo por la ausencia de función, flacidez o contracturas, sino por las consecuencias clínicas de una reinervación aberrante como son las sincinesias o movimientos asociados (al intentar mover un grupo de músculos faciales se provoca la contracción de todos ellos) y las 'lágrimas de cocodrilo' (al realizar cualquier actividad con los músculos faciales se produce un lagrimeo anormal).

No existe consenso acerca del manejo terapéutico más adecuado. En la parálisis de Bell, aunque la tasa de recuperación espontánea es alta, se recomienda tratamiento con un ciclo de glucocorticoides en dosis de 1mg/Kg/día por vía oral, además de la oclusión del ojo durante el sueño para impedir que se seque la córnea y usar lágrimas artificiales durante el día.

Hay muchas otras formas de parálisis facial periférica que, aunque menos frecuentes, deben contemplarse en el diagnóstico diferencial, como son las debidas a traumatismos craneales, infecciones (otitis, mastoiditis, parotiditis, herpes zóster, etc), neoplásicas o cancerosas (tumores de parótida, del hueso temporal, tumores de nervios, etc.) y enfermedades sístémicas o metabólicas cuyo tratamiento depende de la causa.

Además, todas estas formas de parálisis facial periférica deben diferenciarse de la parálisis facial central (por afectación en el cerebro) cuya causa más frecuente es la trombosis cerebral. En esta última, los músculos de la mitad superior de la mitad afectada de la cara (músculos frontal y orbicular del ojo) se afectan con menor intensidad que los músculos de la mitad inferior de la cara (debido a que reciben inervación de los dos hemisferios cerebrales).

Por otro lado, es raro que una afectación central no vaya acompañada de otros datos patológicos en la exploración neurológica y suelen ser normales los movimientos faciales reactivos a emociones.
Espero haber sido de ayuda; no obstante, ante cualquier duda le aconsejo que consulte con su médico de cabecera y/o especialista en Neurología.

Cordialmente,
Dr. Juan José Sicilia Urbán.


¿Le ha parecido interesante?

22 votos, media: 4.55 sobre 5

Comparta en Redes Sociales