Áreas de Salud
Enciclopedia
Noticias
Servicios de Salud

Nervio cubital: atrapamiento

Pregunta

Hace unos días me han diagnosticado una neuropatía cubital en el brazo izquierdo. Tengo pequeños calambres en el 4º y 5º dedo, y la sensación de que están como inflamados y dormidos. Empecé con una 'supuesta' epicondilitis en el codo. Lo tenía y lo tengo, aunque menos, inflamado y muy caliente. Me mandaron al traumatólogo, que me diagnosticó la neuropatía. Estoy a la espera de realizarme un electromiograma. No obstante, el especialista me comentó la posibilidad de tener que operarme para reconducir el nervio si éste estaba muy afectado. Me gustaría que me contaran algo más sobre dicha operación y si hay posiblidades de problemas en relación a la movilidad de los dedos. También me gustaría saber cómo puede afectar mi antigua enfermedad (PTI) en la recuperación y operación del nervio. Gracias de antemano.

Respuesta

Deduzco, por lo que usted relata, que lo que padece es algún tipo de atrapamiento o pinzamiento de su nervio Cubital izquierdo.

Cuando esto se produce, el nervio se inflama por ser agredido en alguna parte de su recorrido y por ello surgen los síntomas de los que usted habla, que básicamente, en su caso, se limitan a sensaciones disestésicas (sensaciones anómalas en el territorio inervado por el nervio, como el adormecimiento, el entumecimiento, calor, etc.).

Al comentar como evento previo una epicondilitis (inflamación de una estructura del codo denominada epicóndilo) es muy posible que el atrapamiento del nervio se haya producido a la altura de dicha articulación.

La prueba que le ha pedido el traumatólogo es lógica para determinar qué grado de lesión ha sufrido el nervio afectado. La solución a este problema puede no requerir intervención quirúrgica, pero si su especialista ya le ha hablado de tal opción es porque muy probablemente será la vía definitiva por la que podrá resolverse este problema.

Dicha intervención realmente no tiene por qué ser complicada y consistirá en la liberación del nervio del atrapamiento por medio de una recanalización, tal y como le ha comentado el traumatólogo.

Respecto a la trascendencia, de cara a la cirugía, de su antigua enfermedad por la cual le quitaron el bazo -PTI (Púrpura trombocitopénica idiopática)- no debe temer ninguna complicación en especial, en la operación ni en la rehabilitación, si su cifra de plaquetas en sangre es ahora normal o al menos superior a 50.000 por microlitro.

Lo que sí debo decirle es que algunos factores estresantes (embarazo, cirugía, traumatismo, infección, etc.) pueden reactivar este tipo de enfermedades autoinmunes. Es poco probable que le suceda, pero también debe ser consciente de ello para estar convenientemente prevenida.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.

6 Marzo 2006