Pregunta

Tuve el virus de la mononucleosis. En la fase aguda se me hincharon las amigdalas y acudí a urgencias pues no podía respirar por la hinchazón de la garganta. Me he recuperado del virus, pero tengo mal aliento, sequedad bucal, moco espeso y pegajoso, rinorrea o congestión nasal persistente sueño irregular, insomnio, pesadillas y ronquidos, debidos al virus que me aumento de tamaño las amígdalas. ¿Es posible que las amígdalas volvieran a su tamaño normal y las adenoides se hipertrofiaran?

Respuesta

Querido usuario, gracias por su confianza en NetDoctor.

Los síntomas que comenta son los habituales de una infección respiratoria de vías altas, que están perfectamente explicados por la infección por el virus de Epstein Barr, productor de la mononucleosis infecciosa. Puede leer sobre ella aquí.

Es común que, después de la fase aguda, puedan persistir durante unos días más. La amigdalitis que acompaña a la mononucleosis suele ceder cuando la enfermedad mejora.

En contestación a su pregunta concreta, no veo relación alguna con el aumento del tamaño de las adenoides, que imagino ha emitido usted como posible hipótesis. Pero yo no le veo ningún sentido a los 20 años.

Cordialmente,

Dr. Salvador Pertusa Martínez


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 3 sobre 5

Comparta en Redes Sociales