Mioma y su tratamiento

Pregunta

Me han detectado un mioma de 4 centímetros en la cavidad del útero. Aunque la menstruación siempre ha sido muy abundante, desde hace aproximadamente 6 meses tengo aún un mayor sangrado, pero no fuera del período menstrual, aunque después y durante el resto del mes tengo flujo continuo y muy abundante. 


Una de las opciones que me plantean es utilizar durante un período de tiempo agonistas de la GnRH para preparar el útero e intentar realizar una histeroscopia, aunque no me garantizan que el mioma pueda ser extirpado. 

Me gustaría saber los efectos secundarios que este tipo de medicación aplicada en un período corto de tiempo puede suponer y los riesgos de una histeroscopia. 

La solución definitiva que me plantean es la extirpación del útero, opción que no contemplo dado que los efectos psicológicos en estos momentos sería negativos para mí (estoy siendo tratada por depresión). Muchas gracias.

Respuesta

Estimada usuaria, gracias por su consulta a NetDoctor. 


Los miomas son tumores benignos originados en las fibras musculares lisas del útero. Llegan a afectar hasta un 25% de las mujeres blancas y hasta a un 50% de las mujeres de raza negra. Con frecuencia no producen síntomas, pero cuando estos tienen lugar, los más frecuentes son la hemorragia, el dolor y la sensación de presión intensa.

En su caso, y con las características del flujo que usted comenta, continuo y abundante, le han planteado el tratamiento con agonistas de hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH), que lo que hacen es controlar la anemia y reducir el tamaño tanto del mioma como del útero, de forma previa al posible tratamiento quirúrgico.

Los efectos secundarios más considerables se pueden producir si se administran de forma continua, sobre todo más de seis meses, siendo los más destacados la pérdida de masa ósea e incluso, por efecto rebote, llegan a aumentar el dolor y la hemorragia.

Sobre la histeroscopia, actualmente es un excelente medio de exploración por el que mediante visión directa con un endoscopio, que incorpora una mini-cámara que visualiza las imágenes en un monitor, se puede observar la cavidad del útero. No requiere anestesia ni incluso dilatación cervical.

Lo importante desde luego, es evitar una anemia que pueda convertirse en un riesgo cardiovascular para usted, y por ello ya toma hierro y se le plantea como solución definitiva la histerectomía o extirpación del útero, procedimiento que debe basarse en una información completa sobre sus efectos y valorando su contexto clínico actual. Por lo general, por encima de los 35 años el útero sólo se suele conservar cuando no se van a producir más gestaciones; de lo contrario suele practicarse la extirpación.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente


¿Le ha parecido interesante?

7 votos, media: 4.43 sobre 5

Comparta en Redes Sociales