Mioma y embarazo

Pregunta

¿Debo operarme antes de quedarme embarazada? Me quitaron un mioma subseroso en el 2000. Desde el 2003 tengo otro mioma que aumenta de tamaño. Es intramural y en el 2007 medía 6cm. Hemos acudido a un centro de reproducción asistida para quedarme embarazada (mi marido tiene oligozoospermia y yo la fsh a 10). A principios del 2008 me realizo 3 inseminaciones artificiales sin resultado de embarazo. En el mes de Mayo me hago otra ecografía y el mioma a aumentado 1cm aproximadamente. Decidimos con el ginecólogo operar y me remite al Clínico de Barcelona, ya estoy en lista de espera y la doctora que ha de realizar la operación me aconseja que pruebe una fertilización in vitro mientras espero. Ellos me han comentado que si me quedara embarazada tendría que estar controlada mucho más que una mujer 'sana', pero que no tiene por qué pasar nada. Pero claro tengo dudas. Podrían darme su opinión.

Respuesta

Gracias, antes de nada, por tu consulta a NetDoctor.

Es difícil responder de forma tajante a la pregunta que me planteas porque la relación de los miomas con la fertilidad de una mujer es controvertida. En cualquier caso, te comentaré que los miomas se presentan como causa de infertilidad en sólo el 1-2% de los casos, especialmente aquellos de localización submucosa (debajo de la mucosa uterina) o intramurales (en el espesor del miometrio o músculo uterino) ya que distorsionan la cavidad endometrial.

Hay estudios que demuestran que las tasas de embarazo, tanto de forma espontánea como tras fecundación in vitro, son mayores cuando se extirpan este tipo de miomas.

Los miomas pueden cambiar de tamaño durante el embarazo, aunque en la mayoría de los casos (49-60%) esta variación no resulta significativa. En el 22 al 32% de los casos los miomas pueden crecer mientras que en el 8-27% disminuyen de tamaño. Los miomas que más tienden al crecimiento son los grandes miomas, los mayores de 5 centímetros, y en la mayoría de ellos ese crecimiento se produce durante el primer trimestre.

Durante el embarazo los miomas grandes pueden producir dolor, una de las complicaciones más comunes, que intentaremos aliviar con paracetamol. Grandes miomas localizados en la parte inferior del útero pueden impedir al feto que se coloque en posición cefálica (de cabeza) para el parto y por tanto precipitar la necesidad de una cesárea. También sabemos que este tipo de tumores benignos aumentan el riesgo de hemorragia postparto al impedir una correcta contracción uterina.

Otras complicaciones de este tipo de grandes tumores submucosos o retroplacentarios que distorsionan la cavidad uterina durante el embarazo y el parto son el sangrado vaginal, el parto pretérmino, el desprendimiento de placenta o incluso el aborto.

Cordialmente,
Dra. Ana Palacios Marqués.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales