Menstruación anticipada: proiomenorrea

Pregunta

En enero de este año quedé embarazada, pero a las 9 semanas me practicaron legrado por aborto retenido de 7 semanas. He tenido tres ciclos menstruales en que a partir del día 21 empezaba con un leve sangrado marrón y el día 27 bajaba ya normal. Antes de embarazarme tuve también dos ciclos de 25 días con uno o dos días pre-manchado. Mi ovulación sigue siendo el día 13 o 14. Mi pregunta es: ¿tengo una fase lútea corta, o insuficiencia de fase lútea? ¿Me falta progesterona para soportar al huevo embrionario? ¿Cuándo se puede hacer un análisis hormonal de progesterona si estoy en mi día 15 del ciclo y estoy intentando de nuevo quedarme embarazada o como se determina la insuficiencia de progesterona para posterior tratamiento? En el test de mi anterior embarazo la gonadotropina coriónica era muy leve. Muchas gracias por su atención.

Respuesta

Querida amiga, gracias por tu confianza en Netdoctor.

La producción insuficiente o breve de progesterona en el cuerpo lúteo se ha considerado una causa importante de esterilidad y de aborto prematuro.

La implantación del huevo fecundado en la cavidad uterina se produce de 6 a 10 días después de la ovulación. Las concentraciones reducidas de progesterona producirán un retraso en la maduración endometrial, lo que conllevaría un fracaso o retraso de la implantación.

En muchos casos, la producción anormalmente baja de progesterona en el cuerpo lúteo representa una forma sutil de disfunción ovulatoria.

Aunque el manchado varios días antes de la menstruación puede ser un dato clínico sugestivo de insuficiencia lútea, podemos realizar una serie de pruebas que nos permitirán establecer un diagnóstico certero.

La medición de los niveles de progesterona en sangre es una de estas pruebas. Lo ideal sería realizar esa medición el día 21 del ciclo menstrual, para un ciclo teórico de 28 días en el que la ovulación se produce el día 14 del mismo. Lo más adecuado es medir la progesterona una semana después de producida la ovulación y una semana antes de la menstruación.

La progesterona sérica se ha utilizado para determinar la calidad de la función lútea. La cantidad y la duración de la producción de progesterona reflejan la capacidad funcional del cuerpo lúteo. Si la cifra de progesterona es de 10ng/ml o la suma de 3 mediciones obtenidas entre el 5º y el 9º días del ciclo es mayor de 30ng/ml, se considera una función lútea normal. No obstante, la concentración de progesterona en sangre puede ser fluctuante, por lo que se recomienda obtener las muestras por la mañana cuando las concentraciones de progesterona suelen ser más altas y menos irregulares.

Otra forma de diagnóstico es realizar una biopsia de endometrio. Esta técnica es un procedimiento sencillo, con escasas complicaciones, que se realiza en la consulta y consiste en la obtención de una muestra de endometrio del interior de la cavidad uterina mediante una cánula de plástico y por aspiración.

El endometrio experimenta una serie de cambios inducidos por la progesterona que permiten al patólogo “datar” el endometrio, es decir, identificarlo con un determinado día del ciclo menstrual. Es sugestivo de insuficiencia lútea cuando la fecha del ciclo menstrual en que se tomó la muestra y la fecha histológica difieren más de dos días.

Otra forma de diagnóstico sería determinar mediante un análisis de la sangre el día del pico de la hormona luteinizante (LH) (es el día en que se produce la ovulación). Si la menstruación se produce antes del décimo tercer día del pico, se trataría de una fase lútea insuficiente.

Desearía informarte que la insuficiencia del cuerpo lúteo puede ser una disfunción exclusivamente ovárica o, por el contrario, puede ser secundaria a otras enfermedades endocrinológicas, como los trastornos tiroideos (hipo e hipertiroidismo) o la hiperprolactinemia o aumento de la hormona prolactina en sangre. Por dicha razón, cuando se sospecha una insuficiencia lútea se recomienda también la determinación de las hormonas tiroideas y la prolactina para descartar que haya alguno de estos trastornos asociados.

Por último, las cifras bajas de la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG) en sangre es un hecho normal en el caso de los abortos, puesto que esta hormona produce trofoblasto o futura placenta y estará disminuida si la gestación se interrumpe.

Dra. Ana Palacios Marqués
Especialista en Obstetricia y Ginecología.


¿Le ha parecido interesante?

6 votos, media: 4.17 sobre 5

Comparta en Redes Sociales