Memoria: pérdida

Pregunta

Sufrí un atropello hace siete años a consecuencia del cual quedé en estado de coma durante cuatro días y posteriormente estuve en tratamiento psiquiátrico, neurológico y neuropsicológico durante el tiempo de mi recuperación, que duró alrededor de dos años, tiempo en el que estuve de baja laboral. Una vez yo me creía casi totalmente recuperado, a los dos años y medio del accidente sufrí un ataque de epilepsia consecuencia de las lesiones que tuve en la cabeza, razón por la cual, mi neurólogo me informó que posiblemente debido a las secuelas que me quedaron tendré que estar en tratamiento preventivo de la epilepsia durante el resto de mi vida. Hace cuestión de seis meses decidí iniciar unos estudios y he visto que a consecuencia de la lesión que sufrí y las secuelas que veo ahora claramente que tengo, no soy capaz de memorizar nada o casi nada de lo que estoy estudiando. ¿Existen técnicas para estimular la memoria? ¿Existe alguna medicación al respecto? ¿Sería conveniente que acudiera a algún tipo de especialista? Atentamente, un saludo.

Respuesta

Muchas gracias por su consulta a NetDoctor

Es posible que algunos de los problemas de memoria que me plantea en su consulta pueden ser inicialmente debidos a su accidente. Sin embargo, la memoria es una facultad del cerebro que es habitualmente poco fiable y predecible en el ser humano. Muchos de los problemas de memoria a menudo aparecen cuando se está particularmente nervioso, deprimido, cansado, con falta de sueño, o con un exceso de medicación. Además, el hecho de haber estado varios años sin estudiar, y por tanto sin ejercitar la memoria, es un factor muy importante. Muchas personas que intentan retomar estudios tras varios años de descanso refieren problemas similares.

Inicialmente, un buen consejo seria ver la televisión lo menos posible y comenzar a leer libros para ejercitar de un modo apropiado la mente. En cuanto al proceso de aprendizaje, le puede ser muy útil estudiar en un ambiente silencioso, que le permita no distraerse y mantener la concentración y es muy importante eliminar factores que pueden afectarlo, como el estrés y la ansiedad.

Además, existen tests en psicología que pueden medir la inteligencia y la memoria y que, en su caso, pueden ayudar a conocer qué aspectos de la memoria podrían mejorarse. Para conseguir esta mejora, el mejor tratamiento posible es aprender y utilizar técnicas que le permitan ejercitar la memoria de un modo adecuado. La mejor manera de realizar y aprender dichos tests y técnicas es consultar a un neuropsicólogo explicándole claramente su problema.

Dependiendo de las personas, algunas técnicas para ejercitar la memoria son más útiles que otras, pero en cualquier caso, es necesario practicarlas de un modo eficiente durante el tiempo adecuado para apreciar su efecto beneficioso.

Finalmente, se podría decir que el trabajo, el esfuerzo, la paciencia y la tranquilidad son completamente imprescindibles para conseguir una mejora de las capacidades de la memoria.

Esperando haberle sido de utilidad, cordialmente,
Dr. Antonio Valentín Huete.


¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 3 sobre 5

Comparta en Redes Sociales