Mastopatía fibroquística

Pregunta

Soy una mujer de 28 años y desde mis primeras reglas el ginecólogo me dijo que tenía tensión mamaria o mastopatía fibroquística. Ahora estoy embarazada de 17 semanas y me he detectado un bultito interno en la parte superior del pezón izquierdo. Hasta ahora, sobre los bultos que me salían el ginecólogo me decía que no me preocupara, pero debido a mi situación de embarazo estoy más preocupada aún. Mis preguntas concretas son: ¿hay más posibilidades de aparición de bultos en el pecho durante el embarazo? ¿Cómo puedo saber mediante la palpación si se trata de un bulto benigno o no? ¿Debo preocuparme debido a mi situación? ¿Hay más probabilidad de que desencadene en algún tipo de cáncer que la persona que no tiene mastopatía fibroquística? Muchas gracias.

Respuesta

Estimada amiga, muchas gracias por la confianza que depositas en NetDoctor. A continuación te proporcionaré algunos datos sobre esta enfermedad que confío sean de tu utilidad.

Durante el embarazo, las glándulas mamarias (que son como racimos de uva) sufren una serie de cambios por acción de las hormonas que las prepararán para la futura lactancia. Como consecuencia de ello, las mamas aumentan de tamaño y volumen y a la palpación adquieren, en general, una mayor consistencia que puede ser más llamativa o manifiesta en determinadas áreas. También el pezón y la areola sufren cambios en su tamaño y adquieren una mayor pigmentación.

La mastopatía fibroquística es un trastorno benigno (no canceroso) de la mama que afecta a más del 60% de las mujeres entre los 30 y 50 años de edad. Este trastorno consiste en una serie de cambios en el tejido mamario (fibrosis o endurecimiento del tejido y dilatación de los conductos de la mama con formación de quistes) que aparecen como consecuencia de una respuesta exagerada o excesiva del tejido mamario a las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona). Se trata, repetimos, de un proceso benigno aunque produce dolor en las mamas, que llamamos mastalgia o mastodinia y, en ocasiones, puede interferir con la actividad normal de la mujer como al realizar deporte o durante las relaciones sexuales.

Las mujeres que sufren esta enfermedad no tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de mama, aunque al ser una mama mucho más densa resulta más difícil el diagnóstico de cáncer mediante la exploración clínica y la mamografía.

En principio, el embarazo no agrava ni tiene ninguna repercusión negativa sobre la mastopatía fibroquística. Durante la lactancia materna suelen mejorar los síntomas. También son recomendables ciertas medidas higiénicas y de la dieta para mejorarlos, como utilizar un sujetador que se adapte bien al pecho y realice una correcta sujeción, evitar las comidas ricas en grasas, el alcohol, las bebidas de cola y el café.

Respecto a la pregunta que me haces referente a la autoexploración mamaria, te diré que sólo con la exploración es, en ocasiones, difícil saber si se trata de un nódulo mamario benigno o maligno, aunque hay una serie de características que apuntan en uno u otro sentido. Son características de la exploración que indicarían “malignidad”: tumoración irregular, poco móvil, adherida a planos profundos, con retracción de la piel o del pezón. Por el contrario, un nódulo bien delimitado, móvil y regular a la palpación iría más a favor de un nódulo benigno.

Si te has detectado un nódulo en el pecho, mi consejo es que acudas a tu ginecólogo que tiene más experiencia en la exploración y, en caso de duda, también se podría practicar una ecografía mamaria, que es inocua para el embarazo.

Cordialmente,
Dra. Ana Palacios Marqués.


¿Le ha parecido interesante?

7 votos, media: 4.71 sobre 5

Comparta en Redes Sociales