Mamas engrosadas en el varón: ginecomastia

Pregunta

Desde hace 5 años o más, tengo las mamas hinchadas. Soy varón y eso me repercute socialmente ya que me acompleja bastante. ¿Habría alguna forma de remediar esto? ¿Es una enfermedad? Muchas gracias.

Respuesta

La ginecomastia es un trastorno en el que se desarrolla tejido mamario en exceso en los varones, directamente debajo del pezón. Puede afectar a una o a las dos mamas y producir cierta sensibilidad e incluso dolor en la zona.

Algunos hombres y chicos jóvenes presentan una acumulación de la grasa en el tórax (como por los datos de peso y talla que nos proporciona podría ser su caso) lo que, en ocasiones, determina que esa grasa se deposite alrededor de las mamas y haga que parezca que éstas están aumentadas de tamaño. Es lo que denominamos pseudoginecomastia o falsa ginecomastia.

El aumento de las mamas puede ser considerado como un hecho fisiológico durante tres fases de la vida de un varón: en los recién nacidos, durante la adolescencia y en los ancianos.

La ginecomastia está causada habitualmente por cambios hormonales en la pubertad o como parte del proceso de envejecimiento. Se piensa que, básicamente, este trastorno podría estar producido por alteraciones en el equilibrio entre dos hormonas sexuales: los estrógenos u hormonas sexuales femeninas y la testosterona u hormona masculina. En casos menos frecuentes, la ginecomastia aparece como efecto secundario de algunos fármacos como la cimetidina (usada para la acidez y las úlceras de estómago), el ketoconazol (usado para tratar los hongos) o la espironolactona (un diurético usado en hipertensión arterial y algunas enfermedades del corazón) entre otros, medicamentos sin prescripción médica, algunas drogas ilegales como la heroína y la marihuana, algunos tumores u otras enfermedades endocrinológicas.

En el abordaje de un paciente con ginecomastia deberemos realizar una historia clínica detallada además de un examen físico. Habitualmente no son necesarias pruebas complementarias pero, en ocasiones y en función de los datos obtenidos en la evaluación inicial, pueden ser necesarios análisis de sangre con determinaciones hormonales u otras pruebas complementarias como las mamografías o la ecografía de las mamas.

En los adolescentes no son necesarias, a menudo, las pruebas complementarias ya que la ginecomastia es un trastorno bastante común, como hemos señalado (hasta el 65% de los jóvenes de 14 años la presentan). Generalmente este aumento mamario desaparece de forma progresiva en el transcurso de 2-3 años. Sin embargo, si el problema persiste más allá de este período de tiempo, puede que sea necesaria una evaluación más en profundidad para descartar otros problemas de salud.

En la mayoría de los casos, como hemos venido señalando, se trata de cambios fisiológicos que no requerirán ningún tipo de tratamiento (en el 90% de los adolescentes el problema desaparece en un plazo de 2-3 años). Si la ginecomastia aparece como efecto secundario de algún medicamento, el tratamiento será la suspensión del mismo. De la misma forma, si aparece como consecuencia de alguna droga, el tratamiento es abandonar su consumo.

En algunos casos, si el paciente nota dolor o aumento de sensibilidad en la zona que le resulta muy molesto, podemos ayudarle con medicamentos analgésicos o anti-inflamatorios, e incluso con fármacos específicos para eliminar el exceso de tejido mamario. Sólo en los casos en los que fracase el tratamiento médico o cuando el paciente presente problemas psicológicos importantes, estaría indicada la intervención quirúrgica para extirpar el exceso de tejido mamario.

Si la ginecomastia es secundaria a otra enfermedad o tumor habrá que actuar sobre los mismos para resolver la primera.

La posibilidad de cáncer de mama en el varón existe, aunque afortunadamente es rara. Se ha señalado la ginecomastia como factor de riesgo de malignidad. Habitualmente el cáncer de mama en el varón se manifiesta con la aparición de cambios en la piel de la mama o con una secreción sanguinolenta a través del pezón. Si se sospecha cáncer habrá que practicar una mamografía y una biopsia y si se confirma el cáncer, intervenir quirúrgicamente al paciente para extirpar la mama enferma.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales