Lesión medular

Pregunta

Buen día, espero recibir una respuesta de su parte ya que en estos momentos tenemos muchas esperanzas. Mi novio sufrió hace un año un accidente en una alberca y se lastimó la 5ª cervical. No puede mover de la cabeza para abajo, aunque hace apenas unos meses empezo a mover una mano y ya siente dolores muy fuertes en los brazos. Además, siente cuendo le tocamos las piernas para hacerle los ejercicios. Quisiéramos saber si existe en la actualidad aulgun implante de células o algo que podamos hacer para que él recobre la movilidad. Le agradeceria mucho si me pudiera enviar esta información, no importa el país en que se pueda realizar. Que Dios lo bendiga y gracias de antemano.

Respuesta

La pregunta que nos hace al respecto del desgraciado caso de su pareja tiene una respuesta compleja. Deduzco, por lo que comenta, que su novio tuvo una lesión de la médula espinal en un nivel alto, a la altura del segmento cervical, y que fue lo suficientemente grave como para que le produjera una tetraplejia (pérdida de conexión del sistema nervioso central con los brazos y las piernas). Cuando se produce una lesión medular puede ocurrir que esa lesión sea parcial o total y con ello puede ocurrir también que dicha lesión sea parcialmente reversible o irreversible.

Lo cierto es que por mucho que se quiera establecer un pronóstico de la lesión en cada caso con el que determinar hasta qué punto se podrá volver o no a caminar o a usar las manos, la evolución clínica del enfermo es uno de los factores más señalados para poder llegar a una conclusión definitiva. Cuando un enfermo sufre una lesión medular grave, sobre todo si esta es de tipo traumático con resultado de sección de la médula espinal, el pronóstico suele ser muy negativo y, por lo general, irreversible; la persona no suele recuperar nunca ninguna función motora ni sensitiva. Ésa es la realidad; sin embargo, puede ocurrir que la sección de la médula parezca clínicamente completa y que en realidad no lo sea del todo. Es en estos casos cuando un adecuado plan de rehabilitación y una tremenda fuerza de voluntad y paciencia pueden ayudar a recuperar si no todo, si algo de la función motora y/o sensitiva de uno o más miembros, y de hecho esto se observa en muchos pacientes.

Por ello, es buen consejo para todas las personas que sufren este tipo de desgracia, que hagan lo posible por intentar recuperar lo que puedan de su funcionalidad y que tengan fe en que la actitud más provechosa es la de no renunciar a conseguir recuperar algo de lo perdido con plena ambición de salud. Sólo al observar la evolución se puede saber con toda la certeza si la lesión medular fue de verdad irreversible o sólo en parte. En su caso concreto ha pasado un año y ha habido mejorías evidentes. Si se continúa estimulando en la dirección adecuada con una rehabilitación bien dirigida, a pesar de que ya ha transcurrido bastante tiempo (un año), esos logros que ha adquirido pueden consolidarse e incluso mejorar.

Otras posibilidades terapéuticas no existen aún a nuestro alcance, desgraciadamente. La implantación de células madre que usted comenta se ha probado en experimentación con animales, con resultados ciertamente prometedores, pero aún queda mucho camino por recorrer en este problema tan grave de la parálisis medular, sobre el que tanto se sigue investigando.

Cordialmente,
Dr. Alfonso Santiago Marí


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales