Lactancia y alergia al huevo

Pregunta

La pregunta es sobre alergia alimentaria, pero no he visto que tengáis la sección. Tengo un bebé de 5 meses alimentado con lactancia materna exclusiva con dermatitis atópica y recién diagnósticado de alergia al huevo. Nunca ha comido huevo, obviamente, y en el hospital me dicen que yo puedo comer huevo porque no se lo trasminto por mi leche. Quisiera saber si esto es cierto, ya que me llegan informaciones contradictorias. Muchas gracias. [La sección no encontrada es 'Endocrinología y nutrición'. (Nota de la Redacción).]

Respuesta

Gracias por depositar su confianza en NetDoctor.

Le tenemos que decir que lo que nos pregunta depende de su situación concreta. La alergia al huevo se produce por una sensibilización del niño a ciertas proteínas que contiene la yema y/o la clara del huevo (ovoalbúmina, ovomucoide, ovotransferrina, lisozima, etc.) Esta sensibilización puede darse o bien con la toma del primer alimento con huevo, o bien previa al nacimiento, durante la gestación, por vía transplacentaria (por paso de alguna de estas proteínas de la sangre de la madre). Luego son situaciones distintas.

Se ha comprobado que en la leche materna puede estar presente cierta cantidad de ovoalbúmina, por lo que es posible que el niño pueda tener reacción alérgica por la lactancia cuando la sensibilización ha sido en fase fetal. En conclusión, si su hijo sólo ha sido alimentado con leche y nunca ha consumido ningún producto con huevo y el diagnóstico de alergia a huevo es claro, hay que presumir que adquirió dicha alergia durante la gestación, con lo cual es recomendable que su madre evite el huevo y productos que puedan contener proteínas de huevo durante la lactancia.

Debe consultar con su pediatra qué alimentos son los que están relacionados con el huevo para poder llevar a cabo una adecuada dieta de exclusión de huevo, pero, básicamente, los siguientes:
Salsas (principalmente mayonesas)

Algunos cereales de desayuno

Ciertos dulces y golosinas, merengues, helados, batidos, turrones, flanes, cremas, caramelos.

Productos de pastelería y bollería en general, galletas, gelatinas.

Pastas al huevo, rebozados, alimentos empanados.

Hojaldres, empanadas, empanadillas

Fiambres, embutidos, salchichas, patés.

Algunos cafés preparados a la crema (capuccino...)

Como aditivo a otros alimentos puede estar etiquetado como: Lecitina o E-322 (no de soja), lisozima, albúmina, coagulante, emulsificante, globulina, livetina, ovoalbúmina, ovomucina, ovomucoide, ovovitelina, vitelina, E-161b (luteína, pigmento amarillo). Todos estos son aditivos relacionados con el huevo.

Por último creemos que es útil que se informe más detalladamente sobre esta cuestión y para ello le recomendamos que acuda a la página web informativa de la asociación española de alérgicos a alimentos y látex (aepnaa): http://www.aepnaa.org/huevo.htm

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

22 votos, media: 4.36 sobre 5

Comparta en Redes Sociales