¿La pudo infectar el perro?

Pregunta

A mi hija de 13 años le mandaron hacer análisis de reacciones febriles y dio positivo en antígeno proteus ox 1:160. La doctora dijo que es un parásito en la sangre que es posible que haya sido por causa de los perros que tenemos en casa. ¿Es esto posible?

Respuesta

La denominación de pruebas de reacciones febriles es común en México, y consiste en una serie de análisis (análisis inmunológico selectivo en la sangre para detectar la presencia de infección) que se practican con objeto de poner en evidencia la presencia de ciertas bacterias, como la Salmonella, las Rickettsias o la Brucella principalmente.

Son análisis en los que se intenta descubrir en la sangre del paciente, mediante pruebas denominadas de aglutinación, (entre las que destaca la reacción de Weil-Félix), la presencia de antígenos de dichos microorganismos, que sólo deben estar presentes cuando la persona se halla infectada por tales.

Uno de los parámetros que se determinan es el título de antígeno O Proteus OX-19, siendo positivo por lo general a partir de 1:64 (cuanto mayor es la segunda cifra, mayor es el nivel en sangre del antígeno) aunque en ciertos países se pueden tomar cifras de referencia más altas por ser más común, e incluso endémicas, las infecciones producidas por bacterias que contienen este antígeno concreto.

El antígeno subtipo OX-19 se halla presente en una clase de enterobacterias oportunistas denominadas Proteus, pero también es típico de otro tipo de bacterias más sencillas estructuralmente, denominadas Rickettsias. Estas últimas, a pesar de ser bacterias, son parásitos intracelulares obligados, es decir, viven dentro de las células a las que infectan y proliferan dentro de las mismas. Por ello durante mucho tiempo hubo dudas de si se trataba realmente de virus.

El antígeno OX-19 que delata la reacción de Weil-Félix no es un hallazgo específico de unas u otras bacterias por ser un antígeno común a esos tipos, por lo que esta prueba carece de la debida especificidad para poder estar seguros del diagnóstico de Rickettsiosis, debiéndose por tanto recurrirse a la confirmación del resultado con otros tipos de análisis, como por ejemplo un test de fijación del complemento, o mejor aún, una prueba de inmunofluorescencia indirecta.

Cuando las pruebas de reacciones febriles y el análisis específico de comprobación son positivos ya se puede tener una adecuada certeza del diagnóstico de infección por Rickettsias, siendo las enfermedades que producen muy diversas (tifus exantemático, fiebre de las montañas rocosas, etc.) debiéndose instaurar por tanto un tratamiento con antibióticos específicos para los gérmenes implicados.

A la pregunta de si puede haberla contraído por culpa de convivir con perros (en el caso de que su hija padezca una infección por Rickettsias) debo decirle que lamentablemente sí. Este tipo de microorganismos son transmitidos al hombre siempre mediante la picadura de un artrópodo vector (insecto o análogos que al picar al hombre le inoculan un microorganismo infectante) el cual suele ser un piojo o una garrapata.

Y determinados animales domésticos como los perros pueden estar parasitados por este tipo de artrópodos, pudiendo favorecer que salten a las personas que conviven con ellos, las cuales sufren así, muchas veces inadvertidamente, la picadura, y quedan con ello contagiadas de esta enfermedad.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

119 votos, media: 4.41 sobre 5

Comparta en Redes Sociales