Incontinencia urinaria

Pregunta

Hace una semana he sido intervenida por incontinencia urinaria derivada de prolapso uterino. Me han colocado una malla debajo de la uretra. Me gustaría saber qué es exactamente lo que no puedo hacer ahora (aparte de coger pesos) y durante cuánto tiempo. Tengo pánico a que la intervención no valga para nada porque yo haga algo incorrecto y haya que volver a repetirla.

Respuesta

La incontinencia urinaria es un problema de salud pública importante que afecta a la calidad de vida de las personas que la padecen. Aumenta con la edad hasta cifras del 30%, o mayores en mujeres ancianas.

Clásicamente la incontinencia de orina en la mujer se ha dividido en:
Incontinencia urinaria de esfuerzo. Es la pérdida de orina que se produce con los esfuerzos físicos: la tos, la risa, etc.

Incontinencia de urgencia. Se produce por un exceso de actividad del músculo llamado detrusor de la vejiga de la orina. Básicamente consiste en la incapacidad de retener la orina cuando se tienen ganas de orinar.

Incontinencia mixta. Presenta elementos de las dos anteriores.

La cirugía constituye el pilar fundamental del tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo. En la actualidad disponemos de técnicas quirúrgicas más sencillas, con menores efectos secundarios y mayores porcentajes de éxitos. Consiste en la colocación de cintas vaginales libres de tensión. Estas cintas son de polipropileno y se colocan debajo de la uretra por vía vaginal.

La mayoría de las complicaciones asociadas a esta técnica se producen durante la intervención, como por ejemplo la perforación de la vejiga, o en el postoperatorio inmediato, como es la retención urinaria transitoria postoperatoria.

Las tasas de curación se sitúan entre el 66% y el 91%, según los autores. El fracaso del tratamiento suele ponerse de manifiesto entre el 6º y el 8º mes del postoperatorio.

¿Por qué puede producirse el fracaso de esta técnica?

En primer lugar porque no se haya hecho una correcta valoración y estudio urodinámico para determinar qué tipo de incontinencia urinaria presenta la paciente, ya que si esta presenta una incontinencia de urgencia lo más probable es que no mejore de sus síntomas y a pesar de la intervención.

En segundo lugar, el fracaso puede ser consecuencia de un fallo técnico en la colocación de la malla.

En otras ocasiones el fracaso tiene lugar por complicaciones que surgen en el postoperatorio. La realización de esfuerzos o de una actividad física intensa al poco tiempo de la operación puede desencadenar una alteración de las estructuras anatómicas que dan el soporte a la sutura, o bien la debilidad, rotura o desprendimiento de éstas. Es por ello que algunos autores recomiendan reposo en cama en el postoperatorio inmediato, con restricción de la actividad física durante 6-8 semanas tras la intervención quirúrgica.

Gracias, finalmente, por su confianza en NetDoctor.

Cordialmente,
Dra. Ana Palacios Marqués.


¿Le ha parecido interesante?

6 votos, media: 4 sobre 5

Comparta en Redes Sociales