Hirsutismo idiopático

Pregunta

Hola, tengo un problema de hirsutismo (vello en la cara). Todo empezó a raíz de una depresión, tuve un transtorno hormonal fuerte, la depresión pasó, aunque siempre quedan secuelas, pero ya no me medico desde hace seis años. Pero el problema del vello no ha desaparecido y para mí es un gran problema. He probado con toda clase de depilaciones, incluso el láser, y no hay nada que hacer. He visitado al endocrino y me han mirado las tiroides y no me han encontrado nada de tipo hormonal; después, el ginécologo me vio un mioma en el útero y al cabo de dos años fue extirpado por el tamaño del útero. Pensé que quizás esto tendría algo que ver con mi problema, pero no es así: el vello persiste, y al ser en una zona visible (en la cara) me crea bastante complejo. No sé si todos los láser hacen el mismo efecto, o hay diferentes tipos, lo cierto es que ni con el láser ha desaparecido. Llevo dos años haciéndomelo cada mes y medio. Os agradecería una solución a mi problema.

Respuesta

El término "hirsutismo" define la presencia en la mujer de pelo y vello con características masculinas en localizaciones también propias del varón. Aunque este trastorno se puede asociar a alteraciones del equilibrio hormonal, como el síndrome del ovario poliquístico, la mayor parte de los casos se clasifican como "idiopáticos" (de origen desconocido) y se deben a la combinación de un ligero aumento de la producción de andrógenos (hormonas masculinas) y un incremento de la sensibilidad ante los mismos, siendo por tanto resultado en parte de la genética y en parte de la propia fisiología.

El exceso de vello facial es un proceso que afecta a las mujeres de cualquier edad y raza. Su gravedad es variable, desde algunos pelos no deseados en la barbilla o el cuello a una mata de pelo en la barbilla, el labio superior o regiones laterales de la cara.

Se trata de un problema que puede producir secuelas físicas y psicológicas, reduciendo la autoestima y la confianza de la mujer. Esto puede condicionar que las mujeres afectadas eviten el contacto físico con los demás, pareciendo agresivas, distantes o inaccesibles. Este efecto puede generar sentimientos de exclusión y estigmatización, evitando determinadas situaciones sociales y laborales, con síntomas de ansiedad o depresión y deterioro de la calidad de vida.

En su caso particular parece que se ha descartado que exista una causa hormonal, ya que ha sido estudiada por un endocrinólogo. Tampoco parece relacionado con la histerectomía realizada a causa del mioma, ya que conserva ambos ovarios. Por lo tanto parece que se trata de un hirsutismo idiopático, que es el más frecuente.

Existen múltiples tratamientos para eliminar el vello facial indeseable: pinzas de depilación, afeitado, cera, blanqueadores (tintes decolorantes), electrólisis (domiciliaria profesional), cremas depilatorias, láser y tratamientos farmacológicos (tomados por vía oral o aplicados por vía tópica directamente sobre la zona afectada).

En su caso parece que ya ha utilizado varios de los posibles tratamientos. En el caso del tratamiento con láser hemos de decirle que todas las variantes de láser necesitan muchas sesiones de tratamiento para obtener unos resultados apreciables en la cara. El vello facial parece más resistente a la reducción "permanente" que el de otras regiones corporales. Los pelos rubios y los finos resultan también más difíciles de tratar y la piel de color más oscuro no puede ser tratada con la mayoría de los láseres.

Por lo tanto, lo que nos comenta (muchas sesiones y mala respuesta) se produce también en muchas pacientes tratadas con láser de depilación en la cara. En su caso por tanto, nos quedarían los tratamientos farmacológicos.

Como tratamiento por vía oral estarían indicados los antiandrógenos. Los más utilizados son el acetato de ciproterona (Androcur), sólo o asociado a etinilestradiol (Diane 35). Los antiandrógenos por vía oral tienen unos posibles efectos secundarios por lo que SIEMPRE deben ser prescritos por un médico. Como tratamiento administrado directamente sobre la zona puede utilizar Eflornitina (Vaniqa). Se trata de una crema que se aplica dos veces al día sobre la zona que se desea tratar y que retrasa significativamente el crecimiento del vello, pudiendo utilizarse sola o en combinación con otros tratamientos (láser, antiandrógenos, etc.).

Finalmente, nuestra recomendación es que acuda a un buen dermatólogo para que realice una evaluación adecuada e instaure el tratamiento más eficaz en su caso particular.

Cordialmente,
Dr. Daniel Candelas Prieto.


¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales