Hipertiroidismo: yodo radioactivo

Pregunta

Sufro de hipertiroidismo. Mejoré con Neotomizol pero he vuelto a recaer. Estoy en tratamiento con Tirodril 3, a la espera del yodo radioactivo. Me gustaría saber qué consecuencias tiene el tratamiento. ¿Podré volver a una vida normal? Me gustaría volver a ser madre.

Respuesta

El hipertiroidismo es una enfermedad resultado de una excesiva función tiroidea, del que imagino dispondrá de abundante información. Me centraré en las preguntas que usted plantea en su correo electrónico sobre el tratamiento de esta enfermedad con yodo radiactivo y le proporcionaré alguna otra información que espero sea de su interés y ayuda.

Básicamente, el hipertiroidismo se trata reduciendo la formación o síntesis de las hormonas tiroideas con medicamentos antitiroideos o reduciendo la cantidad de tejido tiroideo mediante yodo radiactivo o cirugía.

La mayor parte de las veces (al menos en nuestro país) el tratamiento se inicia con fármacos aunque, en otras ocasiones (especialmente en EEUU), se inicia directamente con yodo radiactivo. Los principales fármacos antitiroideos son los que usted ya ha tomado o está tomando, es decir, el carbimazol (Neotomizol), el metimazol y el tiamizol (Tirodril), aunque también se utiliza otra sustancia llamada propiltiouracilo.

El tratamiento con yodo radiactivo causa una destrucción progresiva de las células tiroideas y puede usarse como inicio del tratamiento o tras una recaída después de un tratamiento con fármacos antitiroideos, como parece ser su caso.

Existe escaso riesgo de desarrollar una crisis tirotóxica o hipertiroidea tras un tratamiento de este tipo, que además puede minimizarse con un tratamiento previo con fármacos antitiroideos durante al menos un mes antes del tratamiento radiactivo. El fármaco debe interrumpirse al menos 3 días antes de la administración del isótopo radiactivo para conseguir una buena captación de yodo por parte de la glándula.

Desgraciadamente algunos pacientes recaen tras una dosis única de yodo debido a que los efectos biológicos de la radiación varían según los pacientes y no se puede evitar el hipotiroidismo de una forma uniforme, incluso usando dosis exactas del radioisótopo. Se ha visto que un tratamiento incompleto o una recaída temprana son más comunes en los hombres y en pacientes menores de 40 años de edad.

Son necesarias algunas precauciones de seguridad frente a las radiaciones en los primeros días tras el tratamiento radiactivo. En general, los pacientes tratados deben evitar un contacto estrecho y prolongado con niños y mujeres embarazadas durante varios días debido a la posible transmisión de isótopos residuales y a una excesiva exposición a la radiación que se desprende de la glándula. Raramente puede haber un dolor ligero en la zona irradiada durante 1-2 semanas.

El hipertiroidismo puede persistir durante 2-3 meses antes de que el yodo actúe plenamente. Por esta razón, a menudo usamos fármacos antitiroideos u otros llamados betabloqueantes para controlar los síntomas durante este intervalo de tiempo.

El hipertiroidismo persistente puede ser tratado con una segunda dosis de yodo radiactivo, generalmente 6 meses después de la primera dosis. El riesgo de hipotiroidismo después del tratamiento con yodo radiactivo depende de la dosis, pero es al menos del 10-20% en el primer año y del 5% al año desde entonces.

Es importante que el paciente sea informado de este hecho antes del tratamiento, ya que requiere un seguimiento estrecho durante el primer año y análisis de sangre de la función tiroidea anuales.

El embarazo y la lactancia son contraindicaciones absolutas para el tratamiento con yodo radiactivo, pero las mujeres pueden quedar embarazadas de forma segura 6 meses después del tratamiento y realizar una vida completamente normal.

El riesgo global de cáncer tras un tratamiento de este tipo en adultos no aumenta.

Para los pacientes que recaen tras un tratamiento con fármacos antitiroideos y que rechazan el tratamiento radiactivo con yodo, la cirugía de la glándula tiroides mediante su extirpación parcial o casi total es una opción a tener en cuenta.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez.


¿Le ha parecido interesante?

31 votos, media: 4.06 sobre 5

Comparta en Redes Sociales