Áreas de Salud
Enciclopedia
Noticias
Servicios de Salud

Higroma subdural

Pregunta

¿Qué implicaciones tiene un higroma subdural en la parte baja de la cabeza?

Respuesta

Gracias ante todo por consultar a NetDoctor.

El higroma subdural es una dilatación quística que se forma en el espacio subdural, que es el espacio entre la envoltura (meninge) más externa del sistema nervioso (denominada duramadre) y las dos meninges internas (aracnoides y piamadre). En este espacio existe un líquido, el cefalorraquídeo, que rodea por completo todo el cerebro y la médula espinal y que sirve para protegerlos de golpes y otras fuerzas que pudieran provocarles daños. Se trata de un espacio mínimo, muy estrecho, entre ambas meninges, y es por ello por lo que se dice que es un espacio virtual. El higroma es una acumulación de líquido cefalorraquídeo en ese espacio subdural, de manera que ambas meninges se separan y forman una bolsa, a modo de quiste.

El higroma puede originarse por una intervención quirúrgica (principalmente de aneurisma vascular), traumatismos, hemorragia subdural, infecciones propias de la infancia y en algunas ocasiones también por tumores que afecten al sistema nervioso. A menudo, el higroma subdural es un hallazgo inesperado en una prueba radiológica y en este caso habitualmente los pacientes no tienen ningún síntoma apreciable, incluso aunque el higroma sea relativamente grande. Cuando se aprecian síntomas clínicos asociados, los más frecuentes son dolor de cabeza, crisis epilépticas y en algunos casos, signos focales neurológicos (déficits motores o sensitivos).
En su caso, al tener un higroma subdural de más de dos años de durcaión, sería necesario conocer su tamaño, la evolución del higroma en este tiempo, su posición exacta en el cerebro y si tiene algún síntoma o signo clínico, ya que existe alguna controversia sobre el mejor tratamiento posible. Generalmente se considera que en los casos asintomáticos, la actitud conservadora es la más adecuada, teniendo especial cuidado en vigilar y controlar la evolución del higroma. Sin embargo, algunos grupos clínicos creen que todos los higromas deberían de ser tratados para prevenir posibles complicaciones posteriores.

El tratamiento quirúrgico más efectivo parece ser la implantación de un sistema de comunicación con válvula que permita una comunicación del higroma con el peritoneo (membrana que recubre las vísceras abdominales en la cavidad abdominal), evitando así la acumulación de líquido y el aumento de presión dentro del higroma, y por tanto protegiendo al sistema nervioso central de dicha hiperpresión (hidrocefalia).

Espero haberle ayudado respecto a su pregunta.

Cordialmente,
Dr. Antonio Valentín.

9 Octubre 2006