Hernia discal

Pregunta

Desde hace varios años, despues de realizar algun esfuerzo fisico (como levantar algo pesado) o bien al tener que estar 'agachado' por largos periodos de tiempo, sufro de un dolor intenso al final de la columna e inicio de la cintura y gluteo derecho. Cuando el dolor es muy intenso inclusive es visible que mi cuerpo se contrae para el lado del dolor, por lo que me es in}mposible caminar erecto, solo inclinado. Tambien el dolor es constante al estar sentado o conduciendo y es normal que se extienda a mi pierna. Aunque no he visitado a un medico, todas las recomendaciones que me han hecho sugieren que es el nervio ciatico lo que me produce este dolor. En una ocasion visite un fisioterapeuta, quien me realizo un masaje. A las dos horas tenia fiebre y me comento que era normal. En realidad despues de ese masaje estuve sin dolor por mucho tiempo... Mi alivio es siempre al inyectarme Voltaren. Sin embargo, la ultimas dos ocasiones, incluyendo en este momento que les escribo, es necesario repetir o inclusive triplicar la dosis ( una ampolla cada vez) pues no llega el alivio. Que debo hacer? Sus comentarios se agradeceran.

Respuesta

Agradecemos que haya elegido este servicio de ayuda de Netdoctor para formular su consulta. El cuadro que usted me describe tan pormenorizadamente es muy sugerente de hernia discal, desgraciadamente. Los discos intervertebrales son estructuras almohadilladas que están situados entre las vértebras.Tienen un anillo fibroso de refuerzo a su alrededor que impide que se salga el núcleo pulposo del disco, que es la sustancia blanda que se aloja en el interior. Determinados movimientos bruscos o esfuerzos excesivos de carga sobre la columna vertebral pueden favorecer la rotura del anillo del disco y permitir así que se salga al exterior dicho núcleo. Cuando esto ocurre, el núcleo pulposo puede comprimir estructuras vecinas adyacentes, como los nervios raquídeos, que salen de la médula espinal hacia todos los rincones del cuerpo llevando las órdenes motoras de los diferentes músculos para su contracción, y sirviendo asimismo de vehículo para la transmisión de la sensibilidad de los tejidos que recubren nuestro cuerpo hacia el cerebro. La lesión de un nervio tiene diferentes grados de gravedad, y así por ejemplo, en el caso del ciático, el dolor y la sensación de hormigueo en la pierna son las primeras manifestaciones. Si la lesión se agravara podrían aparecer trastornos de la sensibilidad e incluso parálisis de uno o varios músculos. No me parece razonable que continúe en su situación actual, administrándose un analgésico inyectable, sin que se haya procedido a evaluar médicamente de modo adecuado su dolencia, intentado descubrir la causa concreta de su problema y confirmando que padece una hernia discal, si éste es el caso. Podría no tener una hernia discal y que todo se debiera a una neuritis (inflamación no traumática del nervio) o inflamación de estructuras osteomusculares de la zona, pero en cualquier caso es necesario que consulte con un médico su problema. La hernia discal es una enfermedad que afecta a ambos sexos y que puede surgir en todas las edades, y es relativamente habitual que aparezca en personas jóvenes que presentan hábitos posturales o dinámicos inadecuados. El tratamiento es, en principio, conservador, con reposo en cama dura, analgesia adecuada y relajantes musculares, siempre que no se hayan producido trastornos de la sensibilidad o parálisis, en cuyo caso se recomienda la cirugía reparadora.
Cordialmente,
Dr. Alfonso Santiago Marí


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales