Golondrinos: Hidradenitis supurativa

Pregunta

Sufro de hidradenitis (golondrinos) y en los últimos meses he empeorado mucho. He sido intervenida en 4 ocasiones y son frecuentes mis visitas a urgencias por las fiebres que me provocan las infecciones. Me sucede en axilas e ingles. Los últimos análisis han dado anemia y bajo hierro. Sufro de estreñimiento habitualmente. Nunca he visitado al ginecólogo aunque ya tengo cita para la visita durante este mes. ¿Existe algún tratamiento paliativo de esta dolencia?

Respuesta

La hidradenitis supurativa es una enfermedad crónica que afecta a las zonas de piel que contienen folículos pilosebáceos con glándulas apocrinas (axilas, ingles, región anogenital y excepcionalmente, mama y cuero cabelludo). Con frecuencia se asocia con acné noduloquístico.

En las fases precoces las lesiones son de tipo inflamatorio y supurativo, abocando en sus fases tardías a la producción de fístulas y cicatrices deformantes. Nunca se observa antes de la pubertad y es excepcional después de la menopausia. La edad de presentación más habitual es en los adultos jóvenes, con más frecuencia en el sexo femenino.

La lesión inicial es un nódulo inflamatorio muy doloroso al menor roce, en relación con el folículo piloso, aunque no siempre es aparente. Muchas veces, antes de su aparición, se nota dolor intermitente y sensibilidad intensa en el punto donde posteriormente, en unos días, se producirá el nódulo. Puede resolverse internamente, dejando una cicatriz, o aproximarse a la superficie y drenar material purulento o sero-purulento, transformándose en un absceso.

Con frecuencia aparecen varias lesiones activas, lo que dificulta llevar una vida normal. Con el tiempo, las reapariciones llegan a formar cicatrices anfractuosas con conductos fistulosos que intermitentemente se inflaman y abren al exterior, drenando material purulento. Hay zonas fibrosas, contracturas, cicatrices “en puente”, cicatrices hipertróficas y queloideas.

Se han intentado múltiples tratamientos médicos (no quirúrgicos) con resultados poco satisfactorios. Muchas veces se puede detener el brote, pero la progresión y la cronicidad se mantienen. Destacan los antibióticos por vía oral, con cultivo y antibiograma previo o sin él, los antibióticos y antisépticos tópicos, vacunas, antiandrógenos (acetato de ciproterona, espironolactona, finasteride), estrógenos, progesterona, corticoides por vía oral o en inyecciones intralesionales.

La aparición de la isotretinoína oral y su espectacular efecto curativo en el acné vulgar hizo que se tuvieran grandes esperanzas en la hidradenitis. La realidad ha sido que se consigue cierta mejoría cuando el paciente está haciendo el tratamiento, pero la posterior recaída es lo habitual.

El tratamiento de elección es la extirpación quirúrgica amplia y lo más precoz posible de toda la zona afectada. Tratada en sus fases iniciales, antes de las grandes fístulas y cicatrices deformantes, la enfermedad queda localizada en la zona donde están los folículos pilosebáceos, por lo que las extirpaciones quirúrgicas son mucho menos agresivas.

En su caso, parece que no ha probado el tratamiento con isotretinoína oral. Quizás sería una opción que pudiera tenerse en cuenta (siempre bajo prescripción médica ya que puede tener efectos secundarios importantes).

Nuestro consejo es que siga las indicaciones de su dermatólogo, que es el que sabe qué tratamientos le han ido mejor y el que elegirá el más adecuado en su caso.

Esperamos que nuestra respuesta le haya sido de ayuda.

Cordialmente,
Dr. Daniel Candelas Prieto.


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 2.33 sobre 5

Comparta en Redes Sociales