Glivec y mielofibrosis

Pregunta

Mi padre sufre de esta enfermedad hace 14 años. Tras un escáner de abdomen y pelvis, dado que encontró un aumento en el tamaño del bazo, y una biopsia de la médula ósea que concluyó en que el aspecto histólico apoya el diagnóstico de síndrome mieloproliferativo de tipo policitema Rubra Vera en tránsito hacia mielofibrosis. El médico indicó Glivec. He leído en internet las maravillas de éste, pero siempre hablan de pacientes con leucemia. Quisiera saber si hay estudios internacionales en que Glivec se haya probado en pacientes con esta enfermedad y qué resultados se ha obtenido.

Respuesta

La pregunta que nos formula acerca de la utilidad del imatinib (Glivec) en la mielofibrosis desgraciadamente permanece sin respuesta. Imatinib ha demostrado ya sobradamente ser eficaz en la leucemia mieloide crónica y en el tratamiento de los tumores sólidos mesenquimales del tubo digestivo, pero existen múltiples enfermedades en las que aún se está investigando su uso (leucemia aguda mieloide, mieloma múltiple, síndrome hipereosinofílico, leucemia aguda linfoblástica, cáncer de pulmón, cáncer de colon, cáncer de páncreas, glioblastoma, sarcomas, etc.).

La investigación con este fármaco se encuentra muy diversificada y entre tantas líneas abiertas se encuentra también la del tratamiento de la mielofibrosis, pero aún no existen conclusiones definitivas al respecto de si es o no realmente eficaz y seguro en dicha enfermedad. Por todo ello, lógicamente no le puedo contestar en relación a sus dudas sobre cómo sería el manejo de tal enfermedad con este fármaco.

Respecto a lo que comenta de si su padre está o no a las puertas de una leucemia aguda querría simplemente añadirle que eso es relativo, porque, si bien es cierto que un porcentaje significativo de pacientes con este tipo de procesos mieloproliferativos crónicos (como lo son la policitemia vera y la mielofibrosis crónica) pueden evolucionar hacia una leucemia aguda, también es cierto que esto, en el caso de la policitemia vera, aun habiendo evolucionado a mielofibrosis crónica, se produce en no más de un 30% de los casos, según estadísticas globales.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales