Áreas de Salud
Enciclopedia
Noticias
Servicios de Salud

Fosfatasa alcalina: 790u/l

Pregunta

Mi hijo (11 años) tiene un nivel de fosfatasa alcalina de 789.2. He leído una consulta en que hablan de 38º y dice que es normal, pero ¿casi 800?

Respuesta

Lo más probable es que el niño tenga un trastorno que llamamos hiperfosfatemia transitoria de la infancia o de la etapa inicial de la adolescencia, caracterizada por una elevación marcada de los niveles séricos de la fosfatasa alcalina en ausencia de enfermedad detectable del hígado o de los huesos.

Casi todos estos casos se presentan en niños menores de 5 años aunque pueden presentarse en niños mayores. Habitualmente los niveles de esta sustancia se elevan cuatro o cinco veces por encima de los valores de referencia y gradualmente retornan a la normalidad en un plazo de 2-3 meses. Las actividades de la fosfatasa alcalina sérica son mayores en los niños que en los adultos debido a la actividad osteoblástica o formadora de hueso fisiológica de los primeros. En este trastorno, se elevan tanto las isoenzimas óseas como hepáticas de la fosfatasa alcalina.

No se conoce con exactitud por qué ocurre este trastorno, pero se piensa que incluye un aclaramiento reducido de esta sustancia debido a un aumento en el contenido de ácido siálico, tal vez causado por una elevación transitoria en la producción de fosfatasa alcalina.

La evaluación de estos casos debería incluir una anamnesis y un examen físico para descartar la presencia de enfermedad hepática u ósea. Los análisis de sangre deberían incluir las enzimas hepáticas, la bilirrubina, el calcio y el fósforo, la vitamina D, la hormona paratiroidea, la urea y la creatinina.

Debería descartarse asimismo la existencia de raquitismo con la determinación del calcio, el fósforo, la vitamina D y la parthormona. Incluso descartada esta enfermedad, debería asegurarse que los niños toman una cantidad adecuada de calcio y vitamina D y, si no fuera así, darles un suplemento de 400 UI diarias de esta última.

Si tras los correspondientes estudios se descarta la existencia de enfermedad hepática u ósea, se llega al diagnóstico de hiperfosfatemia transitoria. En estos casos, se deberían realizar análisis de sangre periódicos hasta comprobar que los niveles de fosfatasa alcalina se han normalizado.

Cordialmente,
Dr. Salvador Pertusa Martínez.

20 Abril 2009