Flotac y fractura de radio

Pregunta

Mi mamá se cayó el día de ayer y se fracturó el radio, el médico le recetó que tomara Flotac. ¿Es un derivado de la cortisona? ¿Puede cambiarse ese medicamento por otro? ¿No tiene reacciones secundarias ese medicamento?

Respuesta

El Flotac es un medicamento para el tratamiento antiinflamatorio de múltiples dolencias, como la del dolor que se produce tras la fractura de un hueso.

No es un derivado de la cortisona sino un fármaco del grupo de los anti-inflamatorios no esteroideos o del tipo de la aspirina. Esta medicina se compone de diclofenaco asociado a colestiramina, una particular combinación que parece tener una mayor rapidez de acción en el control de dolor óseo y articular, y una mayor perdurabilidad en el foco de inflamación que otros fármacos de similar efecto anti-inflamatorio.

Respecto a su pregunta de si puede cambiarse por otro, es evidente que sí; existen muchos fármacos anti-inflamatorios alternativos también eficaces, pero pueden mostrar una mayor lentitud de acción o una mayor probabilidad de efectos adversos.

De cualquier modo, la decisión de sustituir un tratamiento por otro distinto sólo es necesaria básicamente cuando no existe una buena tolerancia al fármaco o éste carece de la deseada eficacia. Ignoro si es este el caso de su madre, pero dicha decisión debe siempre dejarse en manos de su médico.

En referencia a los efectos adversos (lo que usted llama reacciones secundarias), cabe decir que esta medicina presenta menor frecuencia de tales que otros fármacos anti-inflamatorios no esteroideos.

Los efectos adversos más comunes son: náuseas y vómitos, diarrea, pérdida del apetito, cólicos abdominales, úlceras gástricas o duodenales, dolor de cabeza, insomnio, mareo y reacciones alérgicas moderadas como erupciones de la piel y prurito (picores).

Otros efectos adversos ya menos comunes que se han descrito también son: vértigo, elevación de las transaminasas hepáticas, hepatitis, sangrado gastrointestinal, trastornos de la función renal, reacciones graves alérgicas (asma, shock anafiláctico), insuficiencia cardíaca congestiva, estenosis intestinal por la formación de diafragmas, pancreatitis, meningitis aséptica, neumonitis, enfermedades de la piel (eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, síndrome de Lyell, eritrodermia), alteraciones de las células de la sangre (disminución de glóbulos blancos y rojos, disminución de plaquetas), trastornos de los nervios de la sensibilidad, trastornos de la visión (fotosensibilidad, etc.).

Cordialmente,
Dr. Alfonso Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

8 votos, media: 4.50 sobre 5

Comparta en Redes Sociales