Falta de sueño y problemas de memoria

Pregunta

Les expongo mi caso: Me ocurre sobre todo cuando madrugo, es decir cuando he dormido bastante no me pasa. El caso es que a veces tengo problemas de memoria, pero lo que me preocupa es que cuando me ocurre, suele ir seguido de un cansancio fuerte y cierta depresion. Me preocupa sobre todo que me vuelvo obsesivo en recordar lo olvidado, la mayoria de las veces son cosas sin importancia, no son olvidos propiamente, sino que lo que me pasa es que estoy haciendo algo, y a la vez pensando en qué voy a hacer a continuación, o en algún tema, y así, de repente se me va totalmente de la cabeza, recordando perfectamente el preciso momento del olvido, lo que estaba haciendo. Y lo que más me preocupa es que aun intuyendo que son cosas sin importancia, me suelo volver obsesivo intentando recordar de qué se trataba, preocupándome por si fuera algo vital, e incluso no continuar haciendo nada hasta recordarlo. También me suele dar a continuación una apatía y cansancio. Yo lo achaco al trabajo, madrugo, es monótono y aburrido. Pienso que me pasa por stress, pero no por mucho trabajo sino por poco. No sé, a lo mejor es algo físico. Lo que ocurre es que cuando he dormido bien o estoy descansado no me ocurre tanto. Muchas gracias por su respuesta

Respuesta

Estimado usuario de Netdoctor, agradecemos ante todo esta pregunta que nos realiza. Fíjese bien que desde el principio de la misma, indica que cuando realiza un sueño correcto, reparador, o sea duerme lo suficiente, los hechos que relata no le suelen ocurrir. Es muy fácil hoy en día, achacar numerosos problemas psíquicos y físicos al estrés, debido sobre todo a la rapidez con la que se desarrolla nuestra vida actual. En gran parte, esto es cierto. Por ello, es importante indicarle varias cosas. La variabilidad del sueño en cada persona es un hecho constatado. Es necesario realizar un ciclo de sueño lo mejor posible. Tal vez necesite dormir 8 horas diarias o tal vez 6, pero esto sólo lo puede saber usted, y es aconsejable que se adapte a ello, modificando su estilo de vida. Como siempre, si su vida es muy sedentaria es igualmente aconsejable que practique algún deporte ligero, natación si es posible, o al menos dé a diario un buen paseo. No olvidemos las comidas. Las cenas no deben ser abundantes, evitando estimulantes como el alcohol o la cafeína. Son normas básicas pero que muchas veces no se tienen en cuenta. Los síntomas que describe cuando le ocurren estos episodios -problemas de memoria, con gran cansancio y cierta depresión, anticipándose incluso a sus acciones pensando en ellas- tienen un origen bastante claro, pues como nos informa, le pasan si duerme poco. No debe preocuparse demasiado por esos pequeños olvidos. Las neuronas, las células que forman mayoritariamente el cerebro humano, disponen de mecanismos por los que volvemos a recordar en la mayoría de las ocasiones lo olvidado, por lo que no debe convertir esos olvidos en una obsesión. Así, debería plantearse esos pequeños cambios recomendados en su estilo de vida, incluso tal vez en su ambiente laboral, y ver qué pasa. Si a pesar de todo se mantienen los síntomas, debería acudir a su médico de familia para evaluar todo este proceso.
Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales