Falta de la regla (amenorrea)

Pregunta

Los datos que incluyo anteriormente son los que corresponden a la paciente, mi hija. Es una estudiante de primer curso de ingeniería y bastante brillante. Tuvo su primera regla a los 15 años. Durante un año ha estado tomando Diane 35, para regular el ciclo menstrual, ya que se le retrasaba (ciclos de un mes y medio más o menos), bajo el control del ginecólogo. Al dejar el Diane 35 no le ha vuelto a venir la regla. A los tres meser de no aparecer,el ginecólogo le mandó hacer análisis generales y de hormonas, así como una ecografia abdominal. Todo estaba normal, y le tecetó Omifin (tres al dia) para que le bajara la regla, que no le bajó.Le recetó a continuación una dosis mayor y le vino una mini regla. Al quinto día y durante 5, tomó Ultrogestan, pero pasados 30 días aún no le ha dado muestra alguna. Estoy muy preocupada, e intento no trasmitírselo a ella, por lo que no quiero forzarla a una consulta a otro especialista. ¿Puede ser grave? ¿Se puede solucionar? ¿Debo de actuar de alguna manera para solucionarlo? He leído que puede haber alteraciones de hipófisis y cosas muy malas, además de la infertilidad. Tenemos contratado un seguro privado, por si me debe de orientar a algún lugar o médico. Ruego una respuesta. Muchísimas gracias.

Respuesta

Por lo que comenta, su hija padece una ausencia de menstruaciones (amenorrea) que ya se sostiene durante bastantes meses, aunque aclara que ella tenía menstruaciones desde que le empezó a venir la regla a los 15 años.

El hecho de que tuviera una menarquia (primera regla en la pubertad) tardía (15 años) puede ser un signo de un retardo del desarrollo puberal, pero eso no tiene por qué ser algo que le provoque problemas especiales en el futuro.

El ginecólogo ha actuado según la pauta empírica habitual ante la alteración menstrual inicial consistente en tener reglas muy espaciadas, es decir administración de anovulatorios para inducir una regularidad hormonal mediante el estímulo directo de la función ovárica, que imponga un ritmo de menstruaciones más ordenado.

Después, al aparecer la amenorrea, el estimular con clomifeno (Omifin) es una medida razonable con objeto de intentar conseguir una estimulación indirecta de la función ovárica y con ello inducir la aparición de nuevas menstruaciones. Sin embargo esta medida terapéutica no parece haber tenido mayor éxito y tampoco la administración posterior de progesterona (Utrogestán).

Ante esta situación no hay que tomar una actitud terminante y de tan grave preocupación como la que usted parece tener. La causa que cita usted de trastornos de la glándula hipófisis es también posible, ciertamente, pero créame que es una de las menos frecuentes. Además, dicha causa tendría muy probablemente un tratamiento curativo.

De cualquier modo, hay muchas otras causas posibles de la amenorrea: déficit de grasa corporal, ciertos fármacos, malformación ovárica y/o genital, alteraciones hormonales varias, etc. Incluso la misma ansiedad puede ser una causa posible de amenorrea.

Ante el caso de su hija es preciso profundizar en la exploración diagnóstica y recapitular, estudiando qué pruebas podrían ser interesantes de plantear para aportar nuevos datos que den las pistas adecuadas para un diagnóstico certero; pero con calma, sin pensar que haya un problema grave por el que se deba actuar con urgencia.

Le aconsejo que, si cree que el especialista al que ha consultado no parece darle todas las respuestas, no dude en acudir a otro ginecólogo o endocrinólogo al que pueda consultar sobre el caso, y que al menos pueda plantearse diagnosticar de modo sistemático y definitivo a su hija, dándole la debida confianza y tranquilidad en dicho proceso.

Cordialmente,
Dr. Alfonso J. Santiago Marí.


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 4.67 sobre 5

Comparta en Redes Sociales