Áreas de Salud
Enciclopedia
Noticias
Servicios de Salud

Evolución del riñón pélvico

Pregunta

Mi hija de 16 meses fue diagnosticada desde antes de nacer con riñón pélvico derecho. Le hicieron una ecografía renal al nacer, y la diferencia entre un riñón y otro era de 15mm. La misma prueba se le repitió con 10 meses, y el riñón izquierdo presentaba la misma medida que al nacer. Ella orina bien y no ha tenido infecciones; su pediatra dice que no es preocupante, que lo único sería llevar un seguimiento, pero yo no puedo evitar la preocupación. ¿Me podría indicar que riesgos futuros puede derivar este tipo de riñón?

Respuesta

El riñón pélvico es la ectopia renal más frecuente, esto es, una posición anormal del riñón, que se localiza al nivel de la pelvis.

En ocasiones (se estima que se presenta en 10 de cada 10.000 nacidos), uno de los riñones, o los dos (en el 10% de los casos) se encuentra o encuentran situados fuera de su localización normal abdominal y, además de en la pelvis, pueden localizarse en el tórax, por ejemplo.

La evolución y control de su hija, según nos cuenta, es hasta ahora normal, hecho que también se juzga gracias a los datos que aporta, de edad, peso y talla, donde se valora un desarrollo normal, con parámetros comprendidos dentro de los estudios longitudinales del crecimiento utilizados en España.

No es un problema demasiado preocupante, pues mantiene ambos riñones y no ha presentado por ejemplo, como nos informa, infecciones. Sin embargo, el riñón ectópico se asocia a otras anomalías, de tipo genital o urinario, cardíaco o del sistema esquelético.

Por ello, hay que mantener el control evolutivo a largo plazo, principalmente con estudios ecográficos, tanto abdominal y pélvico. Igualmente, si no se ha realizado todavía, se debería estudiar alguna alteración cromosómica con análisis sanguíneo específico, así como la existencia de una anomalía cardíaca mediante ecocardiografía.

Si no se encuentra una anomalía asociada o una alteración cromosómica, el pronóstico suele ser muy bueno, controlando como se ha indicado ambos riñones.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente.

7 Abril 2005