Esfuerzo y dolor de cabeza

Pregunta

Vuelvo a consultar sobre un tema que aún tiene consecuencias para mí y me preocupa. El dolor de cabeza vinculado a determinados ejercicios físicos (erección) se acompañan de fuertes dolores cuando se produce una excitación situacional (tensiones de trabajo, vida diaria). Pienso que se trata de la tensión como ya les indiqué. Me la sigo tomando, pero creo que hay algo que se ha roto ya, y que cuando me sube, me sube de verdad y llega a producirme esos tremendos dolores. ¿Habría alguna forma de constatar que la razón de estos dolores fuera la expuesta? ¿Se les ocurre otra razón distinta?

Respuesta

Valorando las explicaciones que nos ha proporcionado en las dos cuestiones planteadas sobre su problema, he de indicarle, como bien le aconsejaba el Dr. Santiago, que debería ponerse en manos de un neurólogo lo más pronto posible.

Dentro de las cefaleas, existen varios tipos de ellas, y es muy posible que la suya sea una cefalea posterior al esfuerzo físico.

Es un tipo de cefalea que se produce en personas de edad media, en general sometidas a un gran estrés en su vida, que al terminar de realizar un ejercicio físico, desde un partido de tenis hasta incluso una erección, sufren un intensísimo dolor en la cabeza, en general localizado en la región posterior, de manera unilateral.

Ceden poco a poco por sí solas, pero provocan una situación de cansancio generalizado tras ella. El origen es desconocido, aunque se relaciona con unos receptores del sistema nervioso en el cerebro, ya sobreexcitados por el estrés y a los que una situación de sobresfuerzo físico termina de desequilibrar. Es un proceso poco frecuente, pero en aumento en la sociedad actual.

El primer tratamiento que se suele administrar es un anti-inflamatorio, de la familia de la aspirina. En raras ocasiones, la causa puede ser una malformación de las arterias cerebrales, por lo que puede ser recomendable realizar una prueba de imagen radiológica, con contraste. Por todo ello, y desde luego, siguiendo en la misma línea que la anterior respuesta, debería acudir a un neurólogo que valorase toda su sintomatología y le pautase el tratamiento adecuado.

Desde luego, es muy posible incluso que sea recomendable introducir algunos cambios en su vida cotidiana que lleven a una disminución de los factores que provocan las situaciones de estrés.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente.


¿Le ha parecido interesante?

23 votos, media: 4.30 sobre 5

Comparta en Redes Sociales