Diabetes: más sobre la dieta

Pregunta

Que tipo de carbohidratos puedo consumir y en que proporciones (mg/día), asi como tipos de alimentos, para evitar que los niveles de glucosa en sangre aumente. ¿Es posible ingerir glucosa o fructosa o sorbitol? Cual sería la dieta óptima en Kcal para un diabético.

Respuesta

A pesar de los recientes avances en el tratamiento de la diabetes, desde los nuevos medicamentos que van apareciendo al ensayo de transplantes de células del páncreas, el órgano del cuerpo que produce la insulina (la hormona que regula la glucosa), no hay un tratamiento que cure definitivamente esta enfermedad.

Pero desde luego sí se puede conseguir una mejora en la calidad de vida del paciente y que prácticamente la esperanza de vida llegue a ser la misma que la de una persona sin esta enfermedad, evitando sobre todo las complicaciones que la diabetes conlleva.

Se trata de mantener los niveles de glucosa en sangre o, glucemia, dentro de unos niveles aceptables para el organismo. En cada paciente las medidas terapéuticas que se deben adoptar son específicas.

El tratamiento de un paciente no es igual al de otro, variando tanto la dieta como el ejercicio físico como los medicamentos o la pauta de insulina indicada. El ejercicio físico practicado de forma regular y adecuado a sus características, o el evitar el tabaco totalmente, si fuese fumador, es algo imprescindible.

Pero la dieta es la base de la terapia, por lo que deberá cuidarla durante el resto de su vida. Se prescribe de manera individual, incluso teniendo en cuenta las características propias de la zona de residencia del paciente, México en su caso.

Partiendo de la dieta normal que realizaba, con sus costumbres y estilo de vida, se plantea una dieta ideal e intenta adaptarse en la medida de lo que el control de su diabetes pueda permitirlo. Posteriormente y dentro de los controles periódicos que debe realizar su médico, la dieta se irá modificando.

A rasgos generales, los glúcidos (o carbohidratos) aportarán de un 50% a un 60% de las calorías, los lípidos (o grasas) de un 30 a un 35% y las proteínas de un 12% a un 15%.
Sobre los glúcidos, es recomendable no reducir su ingestión, pero sí se debe dar importancia a su tipo, siendo los recomendados los de absorción lenta, como los de cereales, papas o legumbres, en vez de los de absorción rápida como el azúcar, aunque hay alimentos como las frutas que son ricos en glúcidos de absorción rápida y con gran cantidad de vitaminas, por lo que no podemos dejar de tomarlos. Lo ideal será tomar una sola pieza de fruta en cada comida.
Hay que limitar los alimentos ricos en colesterol y evitar las grasas saturadas.
La sal y el alcohol deben tomarse con moderación.
Un detalle importante es realizar 4 ó 5 comidas durante el día, repartiendo los glúcidos en ellas.
Con los datos que nos aporta, usted tiene un peso normal, por lo que su dieta debería ser normocalórica, de unas 2.000 a 2.500 calorías, según su actividad diaria.

De todas formas, lo realmente importante es lo que al final se coma, por lo que tal vez es más deseable plantear una dieta realista (que pueda seguirse) y no una perfecta que no se vaya a seguir.

Un detalle es indicarle la gran cantidad de productos dietéticos para diabéticos que se comercializan. El consumo de estos productos debe ser controlado, aunque la dieta de un diabético puede perfectamente prescindir de este tipo de productos.

El sorbitol es un azúcar de absorción muy lenta que se transforma en fructosa en el hígado, pero su exceso puede conducir a diarreas. Es aconsejable intentar acostumbrarse al sabor natural de los alimentos, sin necesidad de edulcorantes.

Por último, la diabetes, como enfermedad crónica, requiere idealmente una buena relación entre el paciente, el médico y la enfermera de confianza, pactando un plan de seguimiento entre las tres partes.

Cordialmente,
Dr. Sergio garcía Vicente.


¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales