Déficit de vitamina C

Pregunta

Tengo déficit de proteina C. ¿Qué tipo de problemas trae este tipo de enfermedad, quá consecuencias puede traer y qué debo evitar? Acerca de mi INR, ¿para mentenerse dentro del rango normal hay cosas que no debo hacer, consumir, etc? Sobre mi medicamento Neosintron (Acenocumarol 4mg), ¿qué tipos de problema puede contraer este tipo de medicamento y qué debo evitar?

Respuesta

La vitamina C, o ácido ascórbico, es un elemento esencial para el organismo, ayudando principalmente al sistema óseo y muscular a la cicatrización de las heridas o recuperación de quemaduras; y como en los últimos años se ha divulgado, tiene una importante función como antioxidante, liberando al organismo de productos nocivos.

Actúa además en la absorción del ácido fólico y del hierro. En ocasiones, y por diferentes motivos, como procesos inflamatorios crónicos, procesos diarreicos e incluso el embarazo o dietas inadecuadas, se produce un déficit de esta vitamina.

Esto puede conducir a dolores musculares, dolores óseos, debilidad, pérdida de peso, hemorragias, dientes flojos, gingivitis (inflamación y sangrado de las encías) o anemia. También pueden producirse alteraciones en la cicatrización de heridas.

Así, debe evitar producirse cualquier tipo de herida, por pequeña que parezca: por ejemplo, si trabaja en una oficina, tenga cuidado a la hora de manipular hojas de papel, o si es manipuladora de alimentos, tenga cuidado con posibles tijeras o cuchillos. Debe pensar en su ambiente laboral y desde luego, en el ambiente doméstico, eliminando superficies cortantes, por ejemplo.

Continuando con sus preguntas, el INR es una medida utilizada para examinar el sistema de coagulación sanguínea. Se trata de una “relación normalizada internacional”, y se analiza en las personas sometidas a una terapia anticoagulante oral, que en su caso, es el acenocumarol.

Con los controles periódicos del INR se evalúa si hay que aumentar o disminuir las dosis de este fármaco, o sea, se ajusta la dosis del mismo. Este intento de ajuste se realiza por los efectos adversos que conlleva el medicamento, siendo el principal la hemorragia, que puede ser desde intestinal a cerebral.

La aparición de hemorragias guarda relación con la concentración de anticoagulante en el organismo. Por ello, este tratamiento exige una previsión y planificación por parte del paciente y del médico, teniendo en cuenta el buen cumplimiento de su toma, por parte del primero, y el buen seguimiento, por parte del segundo.

Otros posibles efectos, muy raros, son caída del cabello, urticaria o diarrea. Es importante igualmente no administrarlo con aspirina (ácido acetilsalicílico) o anti-inflamatorios, pues se potencia el riesgo de hemorragia entre ellos. Existen más medicamentos con los que hay que evitar su administración conjunta, pero el principal es el indicado, la aspirina.

Desde luego y en su caso, es de suponer que estará controlada por un hematólogo, médico especialista en enfermedades de la sangre. A este especialista debe consultar siempre antes de tomar cualquier medicamento, por muy inocuo que le parezca. Si no le es posible encontrar un médico especialista, hágalo con un médico.

Unos consejos más para introducir en su vida diaria y que puede añadir a los ofrecidos anteriormente, con la explicación sobre el déficit de vitamina C: debe evitar siempre que pueda los hematomas o “moratones” y las heridas, aunque se producen muchas veces de manera espontánea. Evite todos los golpes que pueda, no se apoye demasiado tiempo sobre superficies duras, procure no cruzar las piernas, extreme las precauciones con maniobras rutinarias como cortarse las uñas o cepillarse los dientes (use un cepillo de cerdas suaves), humedézcase la nariz antes de limpiarse, depílese con mucho cuidado y con máquina eléctrica, etc.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente.


¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales