Áreas de Salud
Enciclopedia
Noticias
Servicios de Salud

Dedo en resorte: tratamiento

Pregunta

Hace aproximadamente un año que presento lo que llaman “dedo resorte” (en dos dedos de la mano izquierda y uno de la derecha), yo soy zurda y soy diabética hace 19 años, estoy compensada, pero hay médicos que me dicen que debo operarme, otros que no debo hacerlo y otros que con un tratamiento de vitaminas B1, B6, B12 podría mejorar. A mí me duelen mucho los dedos afectados y no sé que puedo hacer en conclusiones. Quisiera me dijera cuál sería el mejor tratamiento para mi caso, gracias.

Respuesta

El “dedo en resorte” es un proceso patológico debido a una inflamación de los tendones que flexionan los dedos de las manos, como una tendinitis.

Al estar inflamados, los tendones aumentan de tamaño, por lo que los dedos no se pueden mover con facilidad. Además, con frecuencia es un proceso doloroso, lo que puede llegar a producir rigidez del dedo al impedir su movimiento. El nombre de “dedo en resorte” o también, “dedo en gatillo”, se debe a que al intentar extender los dedos afectados, estos efectúan movimientos semejantes a los de un resorte, quedando el dedo con la figura de un gatillo de pistola.

Es más frecuente en mujeres, sobre todo en aquellas que trabajan mucho con sus manos, como las bordadoras, pero también es frecuente en otros profesionales como los violinistas. Como dato adicional se ha comprobado su alta incidencia en diabéticos.

Respecto al tratamiento, en primer lugar se inicia una terapia conservadora, excepto en los casos en los que se observa una pérdida de movilidad de los dedos.

Este tratamiento conservador consiste en la toma de analgésicos -antiinflamatorios, ejercicios fisioterapéuticos, inmovilización o incluso infiltración con corticoides en el dedo o dedos afectados. Si este tratamiento no resulta beneficioso, se realiza la intervención quirúrgica, que es el tratamiento de elección de muchos médicos.

La operación consiste en hacer una sección en la zona por la que se mueven los tendones inflamados. Imagine como un pasillo dentro de los dedos para que los tendones se muevan y flexionen o estiren los dedos; si los tendones están inflamados, no se mueven bien dentro de él y para recuperar la movilidad debe ensancharse dicho pasillo. La operación se realiza con el propósito de eliminar o disminuir los dolores y mejorar la movilidad de los dedos afectados.

En muchas ocasiones se utiliza anestesia local, pero esto deben decidirlo el anestesista y el cirujano. De esta forma el mismo día de la intervención el paciente tiene la posibilidad de regresar a su casa. Posteriormente, es importante el cuidado de la herida y que la mano repose durante unas tres o cuatro semanas.

Desde luego, cualquier intervención quirúrgica tiene siempre su riesgo. Además usted padece una diabetes tipo 1 pero, según nos informa, está controlada por lo que el riesgo es, en principio, muy bajo. De todas formas, las complicaciones, aunque raras, pueden ser:

-la reaparición del “resorte” con el tiempo,
-dolor en la zona si se secciona alguna rama nerviosa,
-infección de la herida o
-formación de una cicatriz dolorosa.

Con toda esta información, en primer lugar le aconsejo el tratamiento del dolor. Actualmente existen diversos fármacos que deben ser recetados para evitar un proceso doloroso. El complejo vitamínico del grupo B que nos indica puede ayudarle pero no es definitivo.

Si aun así el dolor no cede es aconsejable la intervención. Por ello debe considerar todas las posibilidades de tratamiento con el médico que esté llevando su caso.

Cordialmente,
Dr. Sergio García Vicente.

22 Junio 2005